Un juez el Baltimore se negó el miércoles a desestimar los cargos contra seis agentes de policía acusados de la muerte de Freddy Gray, un hombre negro que falleció de una lesión en la columna vertebral cuando estaba preso.

Los inculpados fueron "imprudentes y carecieron de profesionalismo" En una audiencia previa al juicio, el juez Barry Williams no hizo lugar a la moción que presentó la defensa para que se desecharan las acusaciones. Gray, de 25 años, fue detenido el 12 de abril y falleció una semana después.

Los abogados defensores habían intentado que se desestimara los cargos, que incluyen homicidio simple, con el argumento de que la fiscal estatal Marilyn Mosby había incurrido en conducta indebida.

Sin embargo, Williams dijo que si bien le preocuparon las declaraciones públicas de Mosby sobre el caso, no considera que pudieran predisponer al jurado.

Protestas afuera de la audiencia

Andrew Graham, abogado que representa al agente Caesar Goodson, alegó infructuosamente que las declaraciones de Mosby después de la presentación de los cargos contra los inculpados fueron "imprudentes y carecieron de profesionalismo", e infringieron el reglamento de conducta.

Muchos de los inconformes marcharon después por la calle a la zona portuaria de la ciudad Graham comparó las declaraciones de Mosby en el caso con un "espectáculo para pedir venganza".

Williams tenía previsto fallar después sobre una moción para que Mosby sea revocada ante lo que los abogados defensores señalaron como conflictos de interés.

Los agentes Edward Nero, Garrett Miller, William Porter y Goodson, así como el teniente Brian Rice y la sargento Alicia White enfrentan diversos cargos por la muerte de Gray. Ninguno asistió a la audiencia.

Pesan sobre todos los agentes acusaciones de agresión en segundo grado, actos de imprudencia y conducta indebida en servicio. Rice, Porter y White también enfrentan cargos de homicidio involuntario, y Goodson un cargo adicional de homicidio simple.

Decenas de manifestantes se reunieron en el exterior del tribunal para expresar su ira e indignación por la forma como los agentes trataron a Gray.

Muchos de los inconformes marcharon después por la calle a la zona portuaria de la ciudad, donde obstruyeron brevemente la avenida principal.

La policía formó una línea detrás de los manifestantes y les ordenó que se retiraran de la avenida. La policía esposó a un manifestante que estaba tendido bocabajo en la calle.