Una maestra en una secundaria de Asheville, North Carolina, se disculpó entre lágrimas luego de que los carteles antiinmigrantes que fueron parte de una tarea en la clase y colocados en el pasillo afuera de su aula, generaran molestas reacciones de algunos estudiantes y padres de familia.

Estudiantes, padres de familia y líderes se reunieron piden que la maestra sea sancionada Reportes de la prensa local señalan que los letreros eran parte de una tarea para la clase de civismo y economía en la escuela secundaria Erwin. Uno de los letreros decía: "Váyanse a casa, ilegales" ("Illegals Go Home") y otro decía "Estados Unidos es para los estadounidenses" (America is for Americans").

Jesse Reeck se disculpó el miércoles por lo que dijo fue un lapsus de juicio al decidir desplegar la tarea en el pasillo.

Estudiantes, padres de familia y líderes de la comunidad se reunieron en el auditorio escolar, donde exigieron conocer las consecuencias que enfrentará Reeck. La reunión para discutir el tema, supuestamente tendría una duración de 30 minutos, pero los asistentes se negaron a marcharse hasta que se les otorgara la palabra.