California dejará de encerrar a pandilleros en calabozos de aislamiento por tiempo indeterminado, una práctica bajo la cual centenares de presos permanecieron separados del resto de la población carcelaria por una década o más.

El aislamiento buscaba evitar que siguieran encabezando actividades ilegalesEl secretario penitenciario Jeffrey Beard dijo que California solo mantendrá en aislamiento a los presos que cometan delitos en la cárcel.

El estado acordó resolver una demanda iniciada en nombre de casi 3.000 presos en aislamiento. Desistirá de encerrar a los pandilleros en celdas sin ventanas para impedir que sigan encabezando actividades ilegales.

El Centro por los Derechos Constitucionales dijo que ningún otro estado mantiene a los presos en aislamiento por períodos tan prolongados.

El aislamiento prolongado, que ha provocado huelgas de hambre de presos en California, fue objeto de críticas recientemente del presidente Barack Obama y del juez de la Corte Suprema Anthony Kennedy.