Guatemala: presidente decreta segundo estado de prevención

En apenas 10 días de gobierno el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei decretó el viernes el segundo estado de prevención con el fin de combatir la delincuencia.

En apenas 10 días de gobierno el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei decretó el viernes el segundo estado de prevención con el fin de combatir la delincuencia.

El municipio de Villa Nueva, al sur de la capital guatemalteca, es uno de los más grandes del país y donde la violencia lo ha convertido en una zona roja.

Otro municipio donde la delincuencia ha imperado por muchos años y ha estado trabajando a sus anchas y donde hoy inicia la recuperación y el control, dijo Giammattei al anunciar el estado de prevención a través de un mensaje a la nación.

El estado de prevención tendrá una duración de seis días durante los cuales se permitirá a la policía impedir el derecho a huelga, militarizar los servicios públicos e intervenir los servicios particulares, limitar las manifestaciones públicas, espectáculos o celebraciones al aire libre; disolver por la fuerza reuniones o protestas y ordenar a los órganos de difusión evitar publicaciones que inciten a la alteración del orden público.

Giammattei pidió a la población denunciar anónimamente a los presuntos delincuentes, lo que ha sido criticado por algunos sectores que creen que podría prestarse a algún tipo de abuso.

Este es el segundo estado de prevención que ordena Giammattei. El primero se aplicó en los municipios de Mixco y San Juan Sacatepéquez.

Según la fiscalía, durante los siete días que duró el estado de prevención en esos municipios, fueron detenidas 31 personas, se incautaron tres armas de fuego y se realizaron 86 allanamientos, lo que calificó como un éxito.

Según las cifras del Ministerio de Gobernación, Guatemala cerró 2019 con una tasa de homicidios de 21,9 por cada 100.000 habitantes, un descenso que las autoridades atribuyeron al aumento de efectivos de la policía que pasaron de 36.200 en 2016 a 42.500 en la actualidad.

Durante la campaña y en la toma de posesión Giammattei anunció que presentaría al Congreso una iniciativa de ley para declarar a las pandillas como grupos terroristas. La propuesta aún no ha sido entregada al Parlamento.