Palmira
El Templo de Bel en Palmira, antes y después de ser destruido. ONU

La Organización de las Naciones Unidas confirmó que el Templo de Bel, una de las piezas más significativas en la arquitectura mundial, quedó en ruinas tras un ataque de Estado Islámico. Ya no está en pie el emblemático dentro de la vida religiosa en Palmira

De acuerdo con el organismo, las imágenes satelitales confirman que ya no está en pie el emblemático centro de la vida religiosa en Palmira, en Siria, a pesar de que este lunes trascendió que el sitio de 2,000 años de antigüedad, no había sido demolido en su totalidad, según publica CNN Noticias.

Einar Bjorgo, gerente de UNOSAT, dijo que podía "confirmar la destrucción del edificio principal del Templo de Bel, así como de una hilera de columnas en su vecindad inmediata."

Maamoun Abdulkarim, responsable del Departamento de Antigüedades y Museos de Damasco, había dicho este lunes que las columnas icónicas del templo seguían en pie, tras la explosión del domingo.