Por 2do año, el conteo de monarcas en California es muy bajo

La población de la mariposa monarca de occidente que pasa el invierno en la costa de California sigue críticamente baja por segundo año consecutivo, según un conteo publicado el jueves por un grup...

La población de la mariposa monarca de occidente que pasa el invierno en la costa de California sigue críticamente baja por segundo año consecutivo, según un conteo publicado el jueves por un grupo ambientalista.

El conteo hecho por la organización Xerces Society, un organismo no lucrativo que se enfoca en la conservación de los invertebrados, registró aproximadamente 29.000 de estos insectos de alas naranja y negras en su conteo anual. No es muy diferente al conteo del año pasado, cuando las monarcas llegaron a su nivel más bajo en la historia con 27.000.

"Habíamos esperado que la población de las monarcas de occidente se recuperara por lo menos modestamente, pero desafortunadamente no fue así", dijo Emma Pelton, experta en conservación de monarcas en el organismo.

En comparación, unos 4,5 millones de monarcas pasaron el invierno en los bosques a lo largo de la costa de California en la década de 1980. La población está en un nivel crítico en el occidente de Estados Unidos debido a la destrucción de su hábitat de algodoncillo a lo largo de su ruta migratoria, al expandirse la urbanización en su territorio y el uso de pesticidas y herbicidas, según científicos.

Los investigadores también notaron el efecto del cambio climático. Junto con la agricultura, el cambio climático es uno de los principales motivos de la posible extinción de la monarca, al interrumpir una migración anual de 4.828 kilómetros (3.000 millas) sincronizada con la primavera y el florecimiento de flores silvestres.

Las mariposas monarca de occidente se dirigen cada invierno a los mismos sitios e incluso los mismos árboles, donde se agrupan para mantenerse calientes, en el sur de California. Las monarcas suelen llegar al estado a principios de noviembre y se extienden por el país al subir la temperatura en marzo.

En el lado oriental de las montañas Rocallosas, otra población de mariposa monarca viaja desde sur de Canadá y el noreste de Estados Unidos a través de miles de kilómetros (millas) para pasar el invierno en el centro de México. Funcionarios mexicanos dijeron el año pasado que remontaba la población de la mariposa en el invierno, pero no han dado a conocer el conteo de este año.

Un estudio de 2017 de la Universidad Estatal de Washington halló que probablemente se extinga la especie en las próximas décadas si no se hace nada para rescatarla.

En la actualidad se considera agregar a la monarca a la Ley de Especies en Peligro de Extinción de Estados Unidos. La decisión se tomará para diciembre.

Aunque ayudar a las mariposas de occidente puede parecer abrumador, Pelton dijo que el hecho de que la población no se redujera más es motivante.

Las personas pueden ayudar plantando flores de florezcan antes de tiempo y algodoncillo para alimentar a las monarcas en su camino a otros estados, dijo Pelton.

La Sociedad Xerces trabaja con el estado de California para proteger los sitios invernantes de las mariposas y desarrollar nuevos sitios en parques estatales.

"Sigue habiendo miles de monarcas a lo largo de la costa, así que podemos animarnos pensando que no es demasiado tarde para actuar", dijo Pelton.