Río de Janeiro: caen homicidios en el 2019

El número de homicidios en Río de Janeiro cayó a un mínimo histórico en 2019, al tiempo que el total de personas muertas por la policía se elevó en el mismo año a niveles no registrados previa...

El número de homicidios en Río de Janeiro cayó a un mínimo histórico en 2019, al tiempo que el total de personas muertas por la policía se elevó en el mismo año a niveles no registrados previamente, de acuerdo con datos oficiales.

Hubo 3.995 homicidios en el 2019, una reducción de 19% respecto al año previo, dijo el instituto de seguridad del estado de Río de Janeiro. Fue la cifra más baja desde que el estado comenzó a mantener estadísticas en 1991.

Sin embargo, mientras caía la tasa de homicidios, las muertes de personas a manos de policías subieron 18% en el 2019. Totalizaron 1.810, la cifra más alta desde que el estado comenzó a mantener esas estadísticas en 1998. La cifra alcanzó 195 en el mes de julio, pero cayó todos los meses desde entonces hasta llegar a 124 en diciembre.

Las muertes de personas a manos de la policía no son incluidas en el conteo de homicidios, y activistas de derechos humanos han expresado alarma por una violencia policial que raramente es examinada.

El gobernador de Río, Wilson Witzel, celebró los números. Nuestra política de seguridad está generando resultados positivos mes tras mes, declaró.

Witzel, electo en el 2018 tras una campaña en la que hizo énfasis en la ley y el orden, se ha referido a los traficantes de drogas como narcoterroristas y propuso usar helicópteros como plataformas para francotiradores, que pudieran dispararle a quienquiera que lleve armas largas. Reducir el delito es una prioridad de Witzel, que busca estimular la actividad económica fortaleciendo el turismo. Río es ya un importante destino visitado por personas de todo el mundo para los carnavales y los festejos de Año Nuevo.

Los expertos dicen que la tendencia de declive en los delitos comenzó en el 2018, antes de que Witzel fuese juramentado enero del 2019. Lo que es más, no está relacionada con tácticas policiales más letales _ incluso durante el gobierno de Witzel _ y refleja una tendencia nacional, dice Túlio Kahn, sociólogo y estudioso del Fórum Brasileño de Seguridad Pública.

Abundan las teorías sobre las razones para la mejoría nacional _ estados individuales adoptando nuevas medidas de seguridad, la disminución de los conflictos entre pandillas rivales, cambios demográficos, la transferencia de pandilleros a prisiones federales e incuso la proliferación de celulares que mantienen a los jóvenes en sus casas. La explicación más plausible, dice Kahn: una mejora de la economía de Brasil.