Egipto, Etiopía y Sudán negocian sobre presa en el Nilo

Egipto, Etiopía y Sudán trabajaban el miércoles en el borrador de un acuerdo para resolver su disputa sobre una presa en el río Nilo que está construyendo Etiopía, informó un vocero egipcio. La...

Egipto, Etiopía y Sudán trabajaban el miércoles en el borrador de un acuerdo para resolver su disputa sobre una presa en el río Nilo que está construyendo Etiopía, informó un vocero egipcio. Las negociaciones están auspiciadas por Estados Unidos.

La presa que se construye en el río Nilo Azul _Gran Proyecto de Renacimiento Etíope_ y que promete proveer de electricidad a los 100 millones de habitantes de Etiopía, ha sido un tema polémico entre los tres principales países de la cuenca del Nilo.

El tema es determinante para El Cairo porque es la principal fuente de agua fresca para la población egipcia, que es también de unos 100 millones.

El Nilo Azul discurre de Etiopía a Sudán, donde se une con el Nilo Blanco cerca de Jartum y ambas corrientes forman el río Nilo. Un 85% de las aguas del Nilo se originan en Etiopía.

De acuerdo con el vocero del Ministerio de Irrigación de Egipto, Muhamed el-Sebai, los equipos técnicos y legales de los tres países buscarán preparan "el borrador de un acuerdo" sobre cómo debe llenarse la reserva de la presa y cómo operará.

La reunión en Jartum durará dos días. Se desconoce si esté encuentro tendrá éxito dado que han fracasado varias rondas previas de negociaciones, pero en las discusiones la semana pasada en Washington los tres países dijeron que habían alcanzado un acuerdo preliminar. Además, el presidente Donald Trump recibió en la Casa Blanca a los ministros del Exterior y aquellos a cargo de irrigación de los tres países, para impulsar un acuerdo.

Estados Unidos y el Banco Mundial están actuando como observadores en las negociaciones en Jartum, después de que el año pasado el presidente egipcio Abdel Fattah el-Sissi se comprometió con Washington y la comunidad internacional a mediar una solución al problema, que lleva años.

Egipto dice que la reserva de la presa se está llenando demasiado rápido y que ello reduce de forma importante su porción de agua del Nilo. La semana entrante habrá en Washington otra ronda de negociaciones con el objetivo de lograr un acuerdo final.