Fiscales brasileños acusan a periodista de EEUU por hackeo

Los fiscales brasileños acusaron el martes al periodista estadounidense Glenn Greenwald de estar involucrado en el presunto hackeo de teléfonos de funcionarios implicados en una investigación sobre...

Los fiscales brasileños acusaron el martes al periodista estadounidense Glenn Greenwald de estar involucrado en el presunto hackeo de teléfonos de funcionarios implicados en una investigación sobre corrupción, pero dijeron que los fallos judiciales que protegen la libertad de expresión les impiden presentar cargos.

Un fiscal del Distrito Federal, Wellington Divino Marques de Oliveira, aseguró que el periodista ayudó a un grupo de seis personas que hackearon los teléfonos de cientos de funcionarios locales.

La página de internet The Intercept Brasil, de Greenwald, publicó extractos de conversaciones que involucraban al ministro de Justicia Sérgio Moro, y dijo demostraban que el entonces juez se estaba coordinando inadecuadamente con los fiscales cuando él era el juez que supervisaba una vasta investigación sobre corrupción. La investigación condujo al encarcelamiento del expresidente Luis Inácio Lula da Silva.

Aunque muchos brasileños consideran que la labor de Moro en la pesquisa lo volvió un héroe, otros creen que atacó injustamente a Lula y a otras figuras de la izquierda brasileña. Moro es ahora un miembro clave del gabinete del presidente Jair Bolsonaro.

Los abogados de Greenwald dijeron en un comunicado que las acusaciones de los fiscales son "extrañas" y que desafían el fallo del máximo tribunal que protege al periodista y la libertad de prensa en Brasil.

"Su objetivo es menospreciar el trabajo periodístico", dijeron los abogados.

Greenwald dirigió los reportajes ganadores del Premio Pulitzer de The Guardian sobre las operaciones de vigilancia de Estados Unidos con base en las filtraciones del contratista de la NSA Edward Snowden.

Los fiscales brasileños dijeron en un comunicado que un audio no publicado vincula a Greenwald con el grupo de hackers que violaron la ley, calificaron el caso de "participación auxiliar en el delito" y dijeron que el periodista "trataba de subvertir la idea de protección de una fuente periodística y convertirla en inmunidad para guiar a los delincuentes".

El año pasado, el máximo tribunal de Brasil dijo que "el secreto constitucional" que protege a las fuentes periodísticas impedía que el Estado brasileño utilizara "medidas coercitivas" contra Greenwald. Por eso, un juez tendría que autorizar cualquier intento de los fiscales de investigar formalmente a Greenwald o presentar cargos.

Bolsonaro ha criticado frecuentemente a Greenwald, un abogado convertido en periodista que vive en Brasil.

Moro no ha reconocido la veracidad de los informes de The Intercept Brasil, y ha afirmado que provienen de una "invasión penal" de los teléfonos de varios fiscales. Muchos otros involucrados en los mensajes filtrados o mencionados en ellos han confirmado su contenido.