Abogado: Confinamiento de Avenatti no le permite prepararse

Michael Avenatti está encarcelado en la celda fría que antes ocupó el narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, lo que se le hace imposible prepararse debidamente para el juicio en su con...

Michael Avenatti está encarcelado en la celda fría que antes ocupó el narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, lo que se le hace imposible prepararse debidamente para el juicio en su contra que comienza esta semana por acusaciones de extorsión, denunció su abogado.

En una carta al juez federal, el abogado Scott Srebnick escribió la noche del domingo que Avenatti, otrora defensor de la actriz pornográfica Stormy Daniels, debería ser sacado del confinamiento solitario en el que se encuentra en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan y ser colocado con el resto de los reos en la penitenciaría federal.

Un vocero de la cárcel no ha respondido por el momento a pedidos de comentarios.

Avenatti fue arrestado la semana pasada en California acusado de violar los términos de su libertad condicional. El viernes fue trasladado a Nueva York, donde será enjuiciado por cargos de intentar extorsionar a la firma Nike por 25 millones de dólares. Se ha declarado inocente.

Avenatti fue colocado en el ala más aislada de la cárcel a fin de evitar todo contacto con el mundo exterior, reveló Srebnick. Ese sector de la cárcel es donde han sido confinados sospechosos de terrorismo en los últimos años.

Su celda, supuestamente la misma que hace poco ocupaba "El Chapo", tiene un guardia justo afuera las 24 horas del día y dos cámaras grabándolo en todo momento, relató Srebnick.

"La temperatura en la celda es de unos 40 grados (Fahrenheit, equivalente a unos 4 grados centígrados). Tiene que dormir con tres sábanas encima y obviamente ha estado teniendo grandes dificultades para desenvolverse", escribió Srebnick.

Los abogados pudieron reunirse con Avenatti por varias horas el fin de semana pero sólo pudieron hacerlo a través de una partición de vidrio y rejillas de metal, manifestó Srebnick y cada vez que tenían que pasarle un documento tenían que pedírselo a un guardia.

"Es una situación insostenible", denunció Srebnick.

Los guardias han sido "profesionales, respetuosos y cordiales" en sus funciones y la fiscalía ha sido comprensiva y ha increpado varias veces si había condiciones en las que Avenatti podría comunicarse mejor con sus abogados.

"Si bien entendemos que podría haber cierta hipersensibilidad debido al alto perfil del caso y a los hechos recientes en esta institución, esta situación en realidad está entorpeciendo nuestra capacidad de prepararnos para el juicio", escribió Srebnick.

La cárcel ha sido foco de denuncias luego que el financista Jeffrey Epstein se suicidó allí en su celda en agosto, previo al juicio que se le iba a realizar por acusaciones de abuso sexual de menores.