Desestiman demanda por homicidio imprudencial de Prince

fueron desestimadas permanentemente en noviembre junto con acusaciones contra el antiguo patrón de Schulenberg. Ambas partes estuvieron de acuerdo con que el caso fuera retirado.

fueron desestimadas permanentemente en noviembre junto con acusaciones contra el antiguo patrón de Schulenberg. Ambas partes estuvieron de acuerdo con que el caso fuera retirado.

Las acusaciones contra la cadena de farmacias Walgreens, que surtió recetas para Prince, y el Trinity Medical Center, el hospital de Illinois donde Prince fue atendido por una sobredosis de opioides una semana antes de morir, también fueron desestimadas permanentemente en agosto por un acuerdo.

Los abogados en el caso rechazaron hacer comentarios o no devolvieron los mensajes de The Associated Press. Pero Henry Blair, profesor de la escuela de derecho Mitchell Hamline en St. Paul, Minnesota, dijo que el lenguaje de la desestimación del caso, con el acuerdo de los demandantes y los acusados, lo dejaba 99,99% seguro de que llegaron a un acuerdo legal.

Una acusación por negligencia médica contra Howard Kornfeld, un especialista en adicciones de California que fue contactado por los asociados de Prince antes de morir, fue desestimada por un juez en septiembre, pero continúa en una apelación. La familia de Prince afirma que Kornfeld tenía la obligación de aconsejar a los asociados de Prince que fuese ingresado inmediatamente para tratamiento. Pero el juez no encontró evidencias de que Kornfeld se hubiera comunicado con Prince o que se hubiese establecido una relación de médico-paciente.

La autopsia concluyó que Prince tuvo una sobredosis de fentanilo. Según las autoridades es probable que Prince no supiera que estaba tomando el opioide sintético que es 50 veces más poderoso que la heroína.

Según las autoridades Schulenberg admitió recetar el opioide oxicodona al guardaespaldas de Prince en los días antes de que el músico muriera, sabiendo que el fármaco terminaría en las manos de Prince. El médico está en contra de esta afirmación, aunque pagó 30.000 dólares para llegar a un acuerdo por una violación de derechos civiles que señala que la medicina fue recetada ilegalmente.

El guardaespaldas, Kirk Johnson, tuvo que declarar durante el litigio por homicidio culposo, pero se negó a responder casi todas las preguntas, de acuerdo con una transcripción.

Mientras tanto los hermanos de Prince todavía tienen que esperar para saber cuándo valen los bienes del artista. Según documentos de la corte presentados varios meses después de la muerte de Prince el patrimonio valía cerca de 200 millones antes de impuestos. Documentos más recientes sugieren que sus herederos y el fisco todavía no han llegado a un acuerdo sobre su valor.

Los largos litigios no son raros para los grandes patrimonios, incluso cuando hay un testamento de por medio. La lucha entre los herederos del rey del pop Michael Jackson y el fisco para valuar su patrimonio continúa en una corte fiscal federal a pesar de que murió en 2009.

Pero los procesos largos comienzan a tener efectos en los recursos de los hermanos de Prince. En meses recientes una de las hermanas del músico, Tyka Nelson, vendió una porción de su parte del patrimonio por una suma no revelada a Primary Wave, una empresa editora de música que también tiene intereses en el patrimonio de Whitney Houston y otros músicos. Nelson escribió en una declaración que lo hizo para hacer efectivo algo del valor del patrimonio antes de que se complete la administración de los bienes. Nelson también designó a Primary Wave para actuar a su nombre con respecto a la parte que le queda del patrimonio.

Otro hermano de Prince, Alfred Jackson, también llegó a un acuerdo con Primary Wave antes de morir en agosto. Ahora un caso por aparte para determinar el valor del patrimonio de Alfred Jackson está pendiente en Missouri, de acuerdo con documentos de la corte.

Un documento de la corte señala que Primary Wave ha invertido millones para tener un interés en el patrimonio. Otras firmas de abogados han presentado recursos para retener la propiedad de algunos de los hermanos hasta que sus servicios sean pagados.

Los abogados involucrados rechazaron hacer comentarios o no devolvieron los mensajes que se les dejaron. Los intentos por entrar en contacto con algunos de los hermanos tampoco fueron respondidos.

Sharon, Norrine y John Nelson dijeron en un documento de la corte que tenían problemas financieros y que el caso le había costado al patrimonio millones de dólares, había gastado demasiado dinero en cuotas legales y otros costos por demasiado tiempo.

Susan Link, una abogada de herencias en Minneapolis que no está involucrada en el caso, dijo que los desacuerdos de los hermanos han retrasado la resolución.

Si los beneficiarios están de acuerdo y trabajan juntos avanzado al mismo paso no importa cuánto valga el patrimonio, se pueden resolver las cosas, dijo Link.

___

El periodista de The Associated Press Steve Karnowski contribuyó a este despacho.