Abogados de Trump piden rechazo de impugnación

El equipo legal del presidente Donald Trump afirmó el lunes que éste no hizo absolutamente nada malo y llamó al Senado a rechazar rápidamente una causa de juicio político que calificó de débil ...

El equipo legal del presidente Donald Trump afirmó el lunes que éste no hizo absolutamente nada malo y llamó al Senado a rechazar rápidamente una causa de juicio político que calificó de débil y una perversión peligrosa de la Constitución. Alegaron que el proceso está manipulado e insistieron en que abuso de poder no es un crimen.

La nota legal de los abogados de Trump, presentada antes de los alegatos esperados esta semana en el juicio político en el Senado, ofrecieron el vistazo más detallado de las líneas de defensa que los abogados de Trump planean utilizar contra las gestiones demócratas para condenar al presidente y sacarlo del cargo por sus tratos con Ucrania. Busca contrarrestar un documento presentado hace dos días por los representantes demócratas que resumió semanas de testimonio de más de una decena de testigos en respaldo a la causa de juicio político.

El documento de 110 páginas de la Casa Blanca cambia el tono a uno más jurídico. Aún se basa en la afirmación de Trump de que no hizo nada malo ni cometió un delito _ aunque en Estados Unidos, un impeachment no depende del asunto de la violación de la ley, sino de la definición más imprecisa de otros delitos y faltas graves como lo establece la constitución.

Es una farsa constitucional, escribieron los abogados de Trump.

El documento dice que los dos artículos de juicio político presentados contra el presidente _ abuso de poder y obstrucción del Congreso _ no representan faltas merecedoras de impugnación. Afirma que la pesquisa, centrada en el pedido de Trump de que Ucrania iniciase una investigación sobre su demócrata rival Joe Biden, nunca trató de determinar la verdad.

En lugar de ello, los demócratas estaban decididos desde el inicio a encontrar alguna manera _ cualquier manera _ de corromper el poder extraordinario de impugnación para usarlo como herramienta política para anular los resultados de las elecciones del 2016 e interferir en las del 2020, escribió el equipo de Trump. Todo eso es una perversión peligrosa de la constitución que el Senado deberá condenar rápida y rotundamente.