Periodistas de Virginia
Alison Parker y Adam Ward, en unas fotos de ña estación WDBJ. WDBJ

La reportera de televisión y el camarógrafo que murieron a balazos el miércoles en Virginia mientras efectuaban una entrevista en vivo para un programa matutino eran dos jóvenes al comienzo de sus carreras.

Tomó la tarea de los reportajes matutinos en vivo con gran entusiasmo y energía La reportera Alison Parker estaba cumpliendo su sueño de trabajar en un noticiero de televisión. El camarógrafo Adam Ward había trabajado durante varios años para WDBJ en el departamento de producción y después como videógrafo. Los dos publicaron fotos suyas en redes sociales en las que se les veía trabajando juntos en diferentes asignaciones.

Parker, de 24 años, fue contratada de tiempo completo por la emisora hace poco más de un año, dijo Jeffrey Marks, el gerente general de WDBJ-TV.

"Tomó la tarea de los reportajes matutinos en vivo con gran entusiasmo y energía", comentó Marks. "Nadie podría haberlo hecho mejor. Todos la estimaban".

Parker y Ward fueron muertos a tiros por un hombre a quien se describió como un exempleado disgustado. Ward, de 27 años registró el ataque en su cámara e incluso captó una imagen del atacante cuando la cámara estaba en el piso.

Parker estaba entrevistando a una funcionaria de desarrollo económico sobre el turismo local cuando sonaron los disparos. Gritó, corrió y se le oyó cuando caía.

Periodistas dedicados

Tanto colegas como competidores dijeron que eran periodistas dedicados.

Los dos se criaron en el área: Ward estudió en Virginia Tech y Parker asistió a la Universidad de Madison "Ella era chispeante y extrovertida", afirmó Eric Johnson, periodista gráfico de WSLS en Roanoke.

Johnson solía toparse con los dos cuando cubría novedades matutinas. "Él era siempre muy profesional y nunca escatimaba la sonrisa", comentó.

Unas 50 personas trabajan en WDBJ y Marks afirmó que "es el tipo de ambiente donde todos son hermanos y hermanas".

Los dos se criaron en el área. Ward estudió en Virginia Tech. Parker se crio en Martinsville y asistió a la Universidad de Madison.

Los dos también hallaron el amor en la emisora. Ward estaba comprometido con una productora, que estaba en la sala de control, observando la entrevista, cuando se produjo el ataque.

Parker acababa de mudarse con su novio, el conductor Chris Hurst, que cargó varios mensajes en Twitter y Facebook. "Era la mujer más radiante que conocí", escribió. "Y por algún motivo me correspondía. Ella amaba a su familia, sus padres y su hermano".