A través del vocero Josh Earnest, la Casa Blanca hizo un nuevo llamado al Congreso para que legisle sobre la venta y uso de armas de fuego, luego de que este miércoles dos periodistas de una televisora de Virginia fueron asesinados mientras realizaban una entrevista en vivo.

"Hay algunas cosas de sentido común que solo el Congreso puede hacer y que sabemos tendrían un impacto tangible en la reducción de la violencia con armas en este país", comentó el vocero. Se trata de asegurar que más personas puedan volver a casa sanos y salvos al final del día

Por su parte, a través de un comunicado, Terry McAuliffe, gobernador de Virginia, se pronunció sobre la misma línea al lamentar los terribles hechos.

"Dorothy (su esposa) y yo y toda nuestra administración tenemos roto el corazón por la tragedia sin sentido de esta mañana. Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias de las víctimas, el personal WDBJ y toda la comunidad que está de luto por esta pérdida terrible", dijo.

Hizo votos por la recuperación de la mujer que resultó herida en el incidente y agradeció al personal de seguridad pública que respondió con profesionalismo y valentía.

"Al reflexionar sobre esta tragedia, es necesario preguntarnos cómo podemos evitar estos eventos sin sentido en el futuro. Mantener las armas fuera de las manos de las personas que los usarían para dañar a nuestros familiares, amigos y seres queridos no es un asunto político; se trata de asegurar que más personas puedan volver a casa sanos y salvos al final del día. No podemos descansar hasta que hayamos hecho todo lo posible para librar a nuestra sociedad de la violencia armada, para evitar tragedias como la que estamos soportando hoy ", añadió el gobernador.