Premier libio condiciona tregua al retiro de fuerzas rivales

El primer ministro de Libia, respaldado por Naciones Unidas, indicó el sábado que su gobierno sólo aceptará la propuesta de un cese al fuego si las fuerzas rivales abandonan su posición en las af...

El primer ministro de Libia, respaldado por Naciones Unidas, indicó el sábado que su gobierno sólo aceptará la propuesta de un cese al fuego si las fuerzas rivales abandonan su posición en las afueras de Trípoli, lo que sugiere que de momento la guerra civil del país continuará.

El premier Fayez Serraj defendió sus actividades bélicas para proteger la capital libia, la sede de su gobierno, en víspera del inicio de la tregua propuesta por Turquía y Rusia. Serraj habló durante su visita a Roma en que se reunirá con el primer ministro italiano Giuseppe Conte.

El encuentro representa el más reciente esfuerzo diplomático para poner fin a una ofensiva lanzada por el rival de Serraj en el este de Libia, el general Jalifa Hafter, y que ambas partes retomen un proceso político que cuenta con el apoyo de la ONU.

Los presidentes de Turquía y Rusia llamaron esta semana a un cese al fuego a partir del domingo entre las fuerzas orientales y occidentales libias que se libran una guerra. Si bien el gobierno de Serraj se dijo dispuesto a acatar la petición, Ahmed al-Mosmari, vocero de las autoproclamadas Fuerzas írabes Armadas de Libia de Hafter, indicó que los batallones del grupo aún podían tratar de arrebatar el control de Trípoli de lo que calificó como grupos terroristas.

Recibimos con placer la iniciativa rusa y turca que apunta a un cese al fuego, dado que siempre estamos dispuestos y recibimos bien cualquier iniciativa que vaya en esa dirección, señaló Serraj antes de reunirse con Conte. Siempre y cuando esté condicionada con el retiro total del adversario, los agresores. Pero con base en nuestra amplia experiencia, no confiamos en ninguna oferta de los agresores porque el engaño es su forma de operar.

Las fuerzas de Hafter establecidas en el oriente lanzaron una nueva ofensiva en Trípoli en abril, desatando una oleada de esfuerzos diplomáticos para contener la crisis en la nación norafricana.

___

La periodista de The Associated Press Maggie Hyde contribuyó a este despacho desde El Cairo.