Iraní acusado de atentado cree que Nisman fue asesinado

Uno de los iraníes acusados de haber ideado el atentado contra un centro judío de Buenos Aires en 1994 dijo el viernes que el fiscal Alberto Nisman, que investigaba el caso, habría sido asesinado p...

Uno de los iraníes acusados de haber ideado el atentado contra un centro judío de Buenos Aires en 1994 dijo el viernes que el fiscal Alberto Nisman, que investigaba el caso, habría sido asesinado por carecer de pruebas para sostener sus denuncias.

Moshen Rabbani -ex agregado cultural de la embajada de Irán en la capital argentina- también reiteró su inocencia sobre el ataque contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que causó la muerte de 85 personas y heridas a unas 300.

Yo pienso que lo mataron para que no se sepa que tenía las manos vacías (de acusaciones), afirmó Rabbani a Radio 10 desde Irán. Sobre él y otros exfuncionarios iraníes a los que Nisman consideró autores intelectuales del ataque pesan órdenes de captura internacional.

Nisman fue hallado muerto el 18 de enero en su departamento de Buenos Aires de un disparo en la cabeza pocos días después de denunciar a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) -actual vicepresidenta- como presunta encubridora de los autores del ataque terrorista.

El fiscal tenía previsto presentarse al día siguiente en el Congreso para abundar sobre sus acusaciones referidas al atentado y sus presuntos encubridores.

¿Quién lo mató? ¿Por qué no dejan que en Argentina no se sepa la verdad?, se preguntó Rabbani.

El iraní también dejó abierta la posibilidad de que se haya tratado de un suicidio inducido: Es probable que lo hayan inducido a Nisman a que se mate porque no tenía nada de pruebas", afirmó.

Después de varias idas y vueltas en un caso que ha dividido a la opinión pública, la última conclusión de la justicia basada en un peritaje realizado por la Gendarmería Nacional (la policía de fronteras) apuntó que el fiscal fue asesinado.

Antes de su muerte el fiscal había acusado a Fernández de Kirchner y a varios de sus funcionarios y allegados de haber negociado con Teherán la impunidad de los sospechosos mediante un memorando de entendimiento firmado a principios de 2013 a cambio de relanzar las relaciones comerciales.

En un principio las denuncias contra Fernández de Kirchner y el resto de los acusados fueron desestimadas por la justicia, pero con el tiempo la situación en torno a la exmandataria se revirtió y está por definirse la fecha en la que afrontará un juicio oral acusada de encubrimiento. La actual vicepresidenta tiene fueros que le garantizan inmunidad de arresto y que únicamente pueden ser removidos con el aval del Congreso.