Reseñistas celebran a Pitt, Sandler y Irishman

La Junta Nacional de Reseñistas celebró a The Irishman (El irlandés) como la mejor película del año en una ceremonia en la que Brad Pitt le acreditó a Bradley Cooper su sobriedad, Timothee Chala...

La Junta Nacional de Reseñistas celebró a The Irishman (El irlandés) como la mejor película del año en una ceremonia en la que Brad Pitt le acreditó a Bradley Cooper su sobriedad, Timothee Chalamet alabó las virtudes de los hermanos Safdie, y Adam Sandler, galardonado como mejor actor, le restregó en chiste su premio a Robert De Niro.

Apenas unos días después de los Globos de Oro y los Premios del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York, la Junta Nacional de Reseñistas reunió el miércoles por la noche a muchas figuras habituales de esta temporada de premios en una cena de gala no televisada realizada en Cipriani, en Manhattan.

Lo más significativo es que desde el domingo he visto a Scorsese, Tarantino y los hermanos Safdie tres días seguidos y eso jamás volverá a pasarme en la vida, dijo alegremente Bong Joon Ho, el director de Parasite (Parásitos), al aceptar su enésimo premio a la mejor película en lengua extranjera.

La ceremonia de premios, cuyos ganadores se anuncian con anticipación, suele producir momentos memorables en los discursos de aceptación y encuentros de presentadores y ganadores famosos.

Bruce Springsteen presentó apasionadamente a los ganadores del Premio ícono _ Scorsese, De Niro y Al Pacino _ como la profesía cumplida de una nación forjada por inmigrantes. Uma Thurman, que tiene una historia rica pero dolorosa con Quentin Tarantino, presentó al realizador de Once Upon a Time ... in Hollywood (Había una vez en Hollywood) como la persona más influyente en su vida, aparte de sus padres y sus hijos. Cooper, en tanto, le entregó a Pitt su premio al mejor actor de reparto.

Recuperé la sobriedad gracias a este tipo, dijo Pitt al subir al escenario. Y cada día ha sido más feliz desde entonces.

Pitt, que al igual que Bong es considerado un favorito al Oscar, hizo una de las declaraciones más graciosas de la noche. Sosteniendo su trofeo, dijo que estaba complacido de irse a casa cargando algo más que a George Clooney. Y al igual que en la película de Tarantino, emanó el carisma relajado de una estrella consumada.

Mis metas en la vida son bastante simples ahora: ser feliz, mantenerme saludable y no meterme en una situación financiera donde tenga que hacer ˜Ocean™s 14™, dijo Pitt arrancándole una carcajada a los presentes. Ya veremos.

Otro que tuvo un momento estelar fue Sandler, cuya actuación en Uncut Gems (Diamantes en bruto) de Josh y Benny Safdie ha sido elogiada como una de las mejores de su carrera. El actor recibió vítores de los Safdie (ganadores de mejor guion, junto a Ronald Bronstein), de la presentadora Drew Barrymore e incluso de la ganadora del premio a la mejor actriz de reparto, Kathy Bates (Richard Jewell).

A diferencia de otros homenajeados, Bates no ha figurado en muchas galas de premios esta temporada. La actriz de 71 años, nominada a tres Oscar y laureada con el premio en 1991 por Misery (Miseria), dijo que no sabía si ese sería su último. Reflexionó sobre algunos de sus recuerdos más preciados antes de agradecerle tiernamente a su difunta madre, e incluso recordó Water Boy (El aguador) de 1998, en la que dio vida a la mamá de Sandler.

¿Dónde está Sandler?, dijo buscando al actor desde el escenario. ¡Bobby Boucher! Felicidades, hijo, agregó llamando al actor por el nombre de su personaje.

Cuando llegó el turno de Sandler, éste subió a la tarima y miró hacia abajo al astro de The Irishman.

Sé que De Niro se pone nervioso ahora cuando estoy alrededor, dijo bromeando. Bobby, haz hecho muchas cosas (grosería), pero el Sandman está aquí ahora.

Renee Zellweger recibió su premio a la mejor actriz por su interpretación de Judy Garland en "Judy".

La gala terminó, naturalmente, con Scorsese. Al aceptar el premio a la mejor película, el director habló melancólicamente sobre el proceso de años que tomó hacer The Irishman, con De Niro parado a su lado. En resumidas cuentas, Netflix, dijo Scorsese.

Aunque Pacino no estuvo ahí para acompañarlos a recibir el Premio ícono, De Niro buscó un mejor término para describir al trío de luminarias, que nunca antes habían hecho una película juntas. De Niro dijo que le gustaba los tres amigos pero que ya estaba tomado, apuntó, por los enviados del presidente Donald Trump que presionaron a Ucrania a investigar al ex vicepresidente Joe Biden.

Dijo que en vez se conformaba con la profana trinidad, con Scorsese como al padre, él como el hijo y Pacino como el espíritu santo.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP.