Enrique y Meghan buscan controlar su imagen en la prensa

ha estado menos dispuesto a seguir el juego.

ha estado menos dispuesto a seguir el juego.

En el 2017, el príncipe acusó a los medios de comunicación de dirigir "una ola de abuso y acoso" contra Meghan, que es birracial, incluyendo "mensajes de tono racial" en artículos. El año pasado, la pareja presentó una demanda contra el periódico Mail on Sunday por publicar una carta escrita por Meghan. Enrique dijo que temía que la historia se repita¦ Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa caer víctima de las mismas fuerzas poderosas.

Y sin embargo usar los medios de comunicación ha sido una parte clave en la estrategia de Enrique y Meghan, al igual que lo fue para Diana. Cuando quiso hacer público su descontento, la pareja dio una entrevista a un periodista solidario del canal ITV.

En esa entrevista Meghan, una estadounidense, dijo que muy ingenuamente no había estado preparada para la vigilancia intensa a la cual la sometería la prensa una vez que se integrara a la familia real.

Nunca pensé que esto iba a ser fácil, pero pensé que sería justo, dijo.

Enrique y Meghan ahora quieren usar a la prensa bajo sus propias condiciones, dejando el sistema que organiza la cobertura mediática de los eventos públicos de la familia real. En un sitio web recién lanzado, dijeron que el sistema obstaculizaba su capacidad para compartir personalmente momentos en sus vidas directamente con miembros del público (vía redes sociales).

Dijeron que en el futuro se involucrarán con organizaciones de prensa de base y periodistas jóvenes emergentes. También criticaron la idea equivocada de que los periodistas británicos que cubren a la realeza son fuentes fiables de información.

Freddy Mayhew, editor de la publicación Press Gazette, dijo que la pareja real aspiraba a una relación con la prensa mucho más controlada, mucho más privada, basada en las experiencias de Meghan como una estrella de televisión estadounidense.

Creo que ellos quizás están aprovechando una oportunidad con el declive de los medios impresos para desvincularse, dijo. Es algo que no podrían haber hecho antes, cuando los periódicos tenían toda su fuerza. Pero ahora que mucho ha pasado al internet, personas como Enrique y Meghan tienen la capacidad de tomar el control de lo que quieren hacer público.

Es un mundo feliz, agregó.