Pelosi: sé exactamente cuándo enviar acusación al Senado

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo el jueves que sabe exactamente cuándo enviará al Senado las acusaciones contra el presidente Donald Trump aprobadas po...

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo el jueves que sabe exactamente cuándo enviará al Senado las acusaciones contra el presidente Donald Trump aprobadas por la cámara.

Pelosi dijo a los periodistas en el Congreso que no le preocupaba la ansiedad demostrada por algunos representantes y senadores demócratas ante el enfrentamiento con el líder del bloque mayoritario, el senador republicano Mitch McConnell, acerca de las condiciones bajo las cuales se realizará el juicio. Han pasado tres semanas desde que la cámara acusó a Trump de abuso de poder y obstrucción de la labor legislativa.

Lo mismo que he dicho antes, dijo Pelosi a The Associated Press al entrar al Capitolio. Queremos saber cómo procederemos y así sabremos a quiénes enviar. Tengo la obligación de hacer justicia a la labor de mis legisladores, en particular los de las comisiones.

Preguntada luego antes de una reunión si temía que su estrategia le costara el apoyo de los demócratas, respondió no.

Sé exactamente cuándo piensa enviar las acusaciones, pero no se los revelaré por ahora, dijo Pelosi a la prensa.

Un legislador demócrata influyente, el presidente de la Comisión de las Fuerzas Armadas, Adam Smith, dijo a CNN el jueves que es hora de enviar las acusaciones. Pero luego tuiteó que si la presidenta cree que retener las acusaciones por más tiempo ayudará a forzar un juicio justo en el Senado, apoyo esa decisión de todo corazón.

El enfrentamiento en torno al juicio político se profundizó esta semana cuando McConnell dijo que no habrá regateos con los demócratas a medida que Pelosi exige más detalles y testigos.

La mayoría de McConnell permitirá a los republicanos absolver rápidamente a Trump de todos los cargos, pero la renuencia de Pelosi a enviar las acusaciones ha provocado la parálisis del proceso.

Lo que al principio parecía una demora menor sobre procedimientos se ha convertido en un enfrentamiento entre dos políticos hábiles en torno al juicio político, apenas el tercero en la historia del país.