Irán emite señales ambiguas al disminuir tensión con EEUU

Irán emitió señales ambiguas el jueves al decrecer aparentemente las tensiones con Estados Unidos. El presidente Hasán Ruhani advirtió que habrá una respuesta muy peligrosa si Washington comete ...

Irán emitió señales ambiguas el jueves al decrecer aparentemente las tensiones con Estados Unidos. El presidente Hasán Ruhani advirtió que habrá una respuesta muy peligrosa si Washington comete otro error, mientras un alto mando militar prometió una dura venganza por la muerte de un general iraní.

Las dos partes aparentemente dieron un paso atrás el miércoles después que Irán lanzó varios misiles balísticos contra dos bases militares en Irak donde se alojan efectivos estadounidenses sin causar bajas. Irán dijo que el ataque era en represalia por el asesinato del general Qassem Soleimani, el arquitecto de su estrategia de seguridad regional, en Irak días atrás.

Ruhani dijo que el ataque a las bases fue un acto legítimo de autodefensa bajo la Carta de las Naciones Unidas, pero advirtió que si Estados Unidos comete otro error, recibirá una respuesta muy peligrosa.

Además de lanzar el ataque, Irán renunció a sus compromisos restantes bajo el acuerdo nuclear de 2015, del que Estados Unidos se retiró por disposición del presidente Donald Trump en mayo de 2018. Pero Ruhani dijo el jueves que Irán seguirá cooperando con los inspectores de la ONU.

Altos mandos militares iraníes usaron un tono más agresivo.

Abdola Araghi, miembro del estado mayor conjunto, dijo que la Guardia Revolucionaria impondrá una venganza más severa al enemigo en el futuro próximo, de acuerdo con la agencia noticiosa semioficial Tasnim.

El comandante interino de la Guardia, general Ali Fadavi, dijo Tasnim que el ataque con misiles fue apenas una manifestación de nuestras capacidades.

Enviamos docenas de misiles al corazón de las bases estadounidenses en Irak y ellos no pudieron hacer nada, dijo Fadavi según la agencia.

El miércoles, Trump indicó que no tomaría represalias militares por el ataque a las bases, lo cual generó esperanzas de que el enfrentamiento, que llevó a los dos países al borde de la guerra total, podría estar desescalando.

En una conversación con el primer ministro Boris Johnson el jueves, Ruhani exhortó a Gran Bretaña a denunciar el asesinato de Soleimani, a quien muchos en Irán consideran un héroe nacional por cumplir un papel crucial en la derrota del grupo Estado Islámico y la resistencia a la hegemonía occidental.