Mueren 4 soldados turcos en el nordeste de Siria

Cuatro soldados turcos murieron en el nordeste de Siria, según indicó el jueves el Ministerio turco de Defensa.

Cuatro soldados turcos murieron en el nordeste de Siria, según indicó el jueves el Ministerio turco de Defensa.

Los soldados murieron el miércoles en la explosión de un coche bomba cuando trabajaban en un control de carretera, dijo el Ministerio. Veinte soldados turcos han muerto desde octubre, cuando Turquía lanzó una ofensiva contra milicianos kurdos sirios.

Turquía considera a las Unidades de Protección Popular kurdas sirias, o YPG, como grupo terrorista por su relación con una insurgencia kurda que lleva décadas activa en Turquía y ha matado a miles de personas. Los mismos combatientes sirios eran aliados de Estados Unidos en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico.

Los kurdos sirios establecieron una zona autónoma en el nordeste de Siria en 2012. Ankara reiteró que no permitiría un pasillo terrorista junto a su frontera y realizó otras dos operaciones transfronterizas en el norte de Siria para dividir el territorio que controlaban las YPG. El Ejército turco ha colaborado en las tres ofensivas con opositores sirios, que han sido acusados de cometer atrocidades.

La campaña de Ankara en octubre -una operación llamada Rama de Olivo- provocó críticas generalizadas, y se interpretó como un abandono de Estados Unidos al contingente kurdo que había ayudado a combatir al grupo EI. Dos ceses el fuego mediados por Estados Unidos y Rusia exigían que las fuerzas kurdas se retirasen de la frontera turca para que Turquía detuviera su ofensiva. Se establecieron patrullas conjuntas de tropas rusas y turcas.

Aunque el Ministerio turco de Defensa no atribuyó a nadie el ataque con coche bomba, en el pasado ha acusado a milicianos kurdos de ataques similares.