California: Madres sin techo ganan apoyo en disputa por casa

Algunos legisladores de California manifestaron el martes su apoyo a un grupo de mujeres que han estado viviendo de manera ilegal desde noviembre en una casa de tres habitaciones que estaba desocupada...

Algunos legisladores de California manifestaron el martes su apoyo a un grupo de mujeres que han estado viviendo de manera ilegal desde noviembre en una casa de tres habitaciones que estaba desocupada, en parte para protestar contra especuladores de bienes raíces que suben los precios de las viviendas en la costosa írea de la Bahía de San Francisco.

Moms 4 Housing (Madres por la vivienda), un grupo recientemente creado para apoyar a las mujeres de Oakland, interrumpió una conferencia de prensa en el Ayuntamiento sobre un proyecto de ley para aumentar la construcción de viviendas, con gritos de: Viviendas asequibles ahora.

Quiero agradecer a Moms 4 Housing por tomar esa casa y por demostrar que, en ninguna parte, en ninguna, debería haber una casa vacía en cualquier parte de California cuando enfrentamos una crisis de viviendas como la de ahora, dijo la senadora Nancy Skinner. Y es completamente legítimo que esas madres sin techo se apoderen de esa casa.

Las mujeres tomaron la vivienda luego de que dijeron que no podían encontrar una residencia permanente en el írea de la Bahía, donde los empleos de empresas de alta tecnología han exacerbado la disparidad de ingresos y la escasez de viviendas. También señalaron que protestan contra los urbanizadores que se apoderan de casas que cayeron en impago y luego las dejas vacías.

Esperan un fallo final por parte de un juez sobre si se podrán quedar en la casa, aunque el juez Patrick McKinney, del Tribunal Superior del condado de Alameda, ha fallado tentativamente a favor del propietario de la vivienda, Wedgewood Inc., un grupo de inversión inmobiliaria con sede en Redondo Beach que adquirió la casa en una subasta hipotecaria el año pasado.

Dominique Walker, de 34 años y madre de dos niñas de 1 y 5 años, dijo que se regresó a su natal Oakland de Mississippi el año pasado, pero que no pudo encontrar un sitio donde vivir en el costoso mercado. Señaló que muchas personas que vivían en su vecindario se han tenido que mudar debido a los altos precios.

La vivienda es un derecho humano. Pago las cuentas. Pago el agua, la electricidad, internet. Vivimos aquí, manifestó Walker. Queremos comprar la casa... necesita regresar a las manos de la comunidad. Fue robada durante la crisis hipotecaria.

La compañía compró la casa por 501.000 dólares y tomó posesión días después de que las mujeres se mudaron allí, comentó Sam Singer, portavoz de Wedgewood. La vivienda que data de 1908 tiene un baño y una superficie de 139 metros cuadrados (1.500 pies cuadrados).

___

Williams informó en San Francisco. La periodista de The Associated Press Janie Har en San Francisco contribuyó a este despacho.