Sube cifra de cubanos que visitaron la isla en 2019

En 2019, más de 600.000 cubanos residentes en el exterior viajaron a su país principalmente desde Estados Unidos, un poco más que en el precedente, pero en el mismo año el turismo en general resin...

En 2019, más de 600.000 cubanos residentes en el exterior viajaron a su país principalmente desde Estados Unidos, un poco más que en el precedente, pero en el mismo año el turismo en general resintió las sanciones de Washington.

El canciller Bruno Rodríguez escribió en su cuenta de Twitter este martes que en los pasados doce meses se produjeron 623.831 viajes de isleños que viven afuera hacia su país natal y de ellos 552.816 procedían de Estados Unidos.

Evidencian el fortalecimiento de los vínculos de #Cuba con sus nacionales en el exterior, expresó Rodríguez. Las autoridades indicaron que buscan el apoyo de sus naturales con los que no siempre tuvieron buenas relaciones.

La cantidad de visitas de nacionales residentes afuera fue superior a la de 2018, cuando se reportaron 600.306, según indicó la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba.

Los cubanos que vienen a ver a sus familias suelen traer dinero y productos carentes en la isla.

Expertos estiman unos 2.000 millones de dólares anuales por remesas.

Estados Unidos, bajo la administración del presidente Donald Trump, dio un giro de 180 grados a la política aperturista de su predecesor Barack Obama restringiendo ingresos para Cuba y presionando un cambio en el modelo político de la isla.

Trump limitó la cantidad de remesas que los cubanos pueden mandar -buena cantidad de dinero viaja en mano- y recortó los viajes de estadounidenses, los vuelos y los cruceros. Además retiró a sus diplomáticos, permitió que cortes estadounidenses revisaran a empresas de terceros países y persiguió barcos que traían combustible.

El impacto lo sintió la población, que pasó por temporadas de desabasto de combustible y algunos alimentos, y sobre todo los pequeños emprendedores -taxistas, dueños de hospedajes y restaurantes- que no recibieron la derrama del turismo.

El 2019 cerró con la visita de 4,3 millones de turistas, por debajo de los cinco millones planificados debido al impacto de las sanciones. El 2018 se reportaron 4,7 millones.

En paralelo, las autoridades de la isla anunciaron en diciembre que se realizará para el mes de abril la IV Conferencia de la Nación y la Emigración, un diálogo con líderes de la comunidad en el exterior.

Desde los años 60 y hasta los 70, Cuba prácticamente rechazó las visitas familiares de sus emigrados mientras Estados Unidos otorgó permisos especiales y facilitó el proceso de ciudadanía de éstos como si se tratara de refugiados.

En estos años hubo un aflojamiento de las restricciones por parte de La Habana y una reforma migratoria que les permite ir y venir con más facilidad.

___

Andrea Rodríguez está en: https://twitter.com/ARodriguezAP