SpaceX lanza 60 minisatélites, prueba un tono más discreto

SpaceX lanzó el lunes por la noche 60 nuevos minisatélites, en esta ocasión probando un recubrimiento oscuro para aplacar la indignación de los astrónomos.

SpaceX lanzó el lunes por la noche 60 nuevos minisatélites, en esta ocasión probando un recubrimiento oscuro para aplacar la indignación de los astrónomos.

El cambio es un primer paso en el compromiso entre la empresa y los astrónomos, que temían ver el cielo abarrotado con lleno de cientos y, en un futuro, miles de satélites brillantes en órbita.

El cohete Falcon 9 ascendió en una noche fría y despejada, reciclado por la firma para un cuarto vuelo. Mientras la primera fase del propulsor se separaba para hacer un aterrizaje vertical en una plataforma en el mar, los satélites Starlink continuaban su viaje hacia su órbita para sumarse a otros 120 dispositivos similares lanzados el año pasado.

Los controladores de vuelo aplaudieron, mientras el comentarista de la operación describía el cuarto aterrizaje del cohete como increíble. Una hora más tarde, los 60 satélites fueron liberados de la segunda fase del cohete y entraron en órbita.

El fundador y director general de SpaceX, Elon Musk, tiene ya una flota de 180 satélites en su sistema Starlink, y espera llegar a tener miles de estos pequeños dispositivos, compactos y planos, para ofrecer conexión a internet en todo el mundo. Cada satélite pesa solo 260 kilogramos (575 libras).

Tras el lanzamiento de los primeros 60 satélites en mayo y el segundo en noviembre, los astrónomos se quejaron porque la brillante cadena de satélites interfería con sus observaciones. SpaceX respondió con un tratamiento oscuro que hace que las naves reflejen menos luz, y que se puso a prueba en uno de los satélites lanzados el lunes.

Jeff Hall, director del Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona, señaló que por ahora los Starlink han sido solo un problema ocasional, pero señaló que el riesgo irá creciendo conforme se expanda la red y otras empresas lancen sus propias flotas. Hall dirige el comité sobre contaminación lumínica, basura espacial e interferencias de radio de la Sociedad Astronómica de Estados Unidos y trabaja con SpaceX en este asunto. La asociación tenía previsto comentar el tema en su conferencia de esta semana en Hawai.

SpaceX, que ya lanza satélites para otros y hace entregas a la Estación Espacial Internacional para la NASA, es una de las compañías que buscan ofrecer un servicio global y fiable de internet de alta velocidad, especialmente en lugares donde resulta difícil o caro. Otras firmas en el sector son Amazon, de Jeff Bezos, y OneWeb.