Blanco y rosa dominan la alfombra roja de los Globos de Oro

El rosado, el blanco y las mangas acampanadas dominaron la alfombra roja de los Globos de Oro el domingo, cuando las estrellas brillaron en una de las noches más grandes de la temporada de premios.

El rosado, el blanco y las mangas acampanadas dominaron la alfombra roja de los Globos de Oro el domingo, cuando las estrellas brillaron en una de las noches más grandes de la temporada de premios.

Reese Witherspoon lució como una musa clásica de Hollywood en un vestido blanco entallado, mientras que Charlize Theron llevó un vestido verde neón de un solo hombro sobre un corpiño negro.

Jennifer López llegó en un voluminoso traje con falda blanca y un gran lazo al frente dorado y verde.

El rosa tuvo su momento, en tonos claros con Kirsten Dunst (Rodarte) y Dakota Fanning, y oscuros con Tiffany Haddish. Margot Robbie lució un corpiño sin tirantes negro con destellos rosados y falda recta blanca.

Muchas estrellas usaron chokers, desde Theron hasta Cynthia Erivo, esta última con una enorme piedra azul en el centro de su collar.

El vestido bordado de Erivo, del diseñador Thom Browne, estaba inspirado en un esmoquin blanco y negro. La actriz de Harriet dijo que incluía diseños de su flor preferida, la peonía, en el dobladillo y el forro. La elaboración del traje manga corta tomó unas 800 horas.

Jodie Cromer, de Killing Eve", llevó otra de las tendencias de la noche: mangas acampanadas, en verde.

¿Y los hombres?

Andrew Scott, el cura apuesto de Fleabag, dejó desabotonada la chaqueta de su esmoquin crema y llegó sonriente a sus primeros Globos de Oro.

Los niños también dijeron presente.

El nominado más joven de la noche, Roman Griffin Davis, el protagonista de 12 años de Jojo Rabbit, usó un esmoquin naranja de terciopelo con solapas y moño en negro. El joven es un gran admirador del comediante Ricky Gervais, el anfitrión de la velada.

"Me gusta que tiene la valentía de decir cualquier cosa, dijo Roman a E!

Billy Porter, nominado por Pose y un vanguardista de la moda, no decepcionó. Apareció vestido con un esmoquin crema con una larga cola de plumas del mismo color pegada a la chaqueta, pero que luego planeaba quitarse.

"Es una cena y tengo que sentarme", explicó sonriente.

El atuendo creado por Alex Vinash requirió tres meses de trabajo, que comenzó mucho antes de que se anunciaran las nominaciones.

"Es realmente extraño tener que trabajar en la ropa antes de ser siquiera nominado", dijo Porter.