Irán dice que ya no acatará restricciones de acuerdo nuclear

Irán anunció el domingo que ya no acatará las restricciones impuestas en el acuerdo nuclear de 2015, mientras que el Parlamento iraquí exigió la expulsión de las tropas estadounidenses de ese pa...

Irán anunció el domingo que ya no acatará las restricciones impuestas en el acuerdo nuclear de 2015, mientras que el Parlamento iraquí exigió la expulsión de las tropas estadounidenses de ese país, parte de las secuelas por el asesinato de un importante general iraní a manos de Estados Unidos.

Ambas situaciones podrían contribuir a que Irán avance en la fabricación de una bomba atómica y a que el grupo extremista Estado Islámico regrese a Irak, convirtiendo al Medio Oriente en una región más peligrosa e inestable.

De acuerdo con la televisión estatal iraní, el gobierno del presidente Hassan Ruhani dijo en un comunicado que el país ya no acatará las restricciones sobre el grado de enriquecimiento de su material nuclear, ni acerca del volumen de sus existencias de uranio enriquecido y sus actividades de investigación y desarrollo.

La República Islámica de Irán ya no enfrenta restricción alguna en su accionar, afirmó una televisora estatal.

En Irak, los legisladores aprobaron una resolución en la que exigen poner fin a la presencia militar extranjera en el país, incluyendo a los 5.200 soldados estadounidenses destacados allá y que contribuyen a combatir al Estado Islámico. La iniciativa de ley está supeditada a la aprobación del gobierno iraquí, aunque tiene el apoyo del primer ministro saliente.

En otro indicio de las crecientes tensiones y amenazas de represalias por el letal ataque aéreo, la coalición encabezada por Estados Unidos en Irak indicó que está suspendiendo temporalmente su lucha contra el EI para enfocarse en proteger a sus propias tropas y bases.

La serie de decisiones coincidieron con una jornada de luto multitudinario en honor del general de división Qassem Soleimani, asesinado el viernes en Bagdad por Estados Unidos en un ataque con dron.

Centenares de miles de personas colmaron las calles en las ciudades de Ahvaz y Mashhad para acompañar el féretro de Soleimani, artífice de las guerras impulsadas por Irán con aliados en el Medio Oriente, y a quien se responsabiliza de la muerte de centenares de estadounidenses en diversas acciones, incluidos ataques con bomba perpetrados por suicidas.

El Departamento de Estado norteamericano no hizo comentarios sobre el anuncio en Teherán.

En cuanto a la votación en Irak para el retiro de tropas estadounidenses, Morgan Ortagus, vocero del departamento, indicó que Estados Unidos está aguardando una aclaración sobre su alcance legal, pero está decepcionado por la medida y exhortó firmemente a Irak a reconsiderarla.

Creemos que el seguir combatiendo al EI juntos favorece los intereses compartidos de Estados Unidos e Irak, afirmó Ortagus.

Los líderes de Alemania, Francia y Gran Bretaña emitieron un comunicado conjunto el domingo en el que exhortaron a Irán a que se apegue a los términos del acuerdo nuclear y se abstenga de realizar o respaldar actos violentos.

La canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro británico Boris Johnson exhortaron específicamente a Teherán a retirar todas las medidas que no se apeguen al acuerdo de 2015, cuyo fin era impedir que Teherán desarrollara un programa de armas atómicas.

Irán insistió en que se mantiene abierto a las negociaciones con los socios europeos sobre el programa nuclear, y tampoco se retractó de su compromiso previo de no buscar un arma atómica.

Sin embargo, el anuncio representa la amenaza de proliferación nuclear más clara a la fecha de Irán desde que el presidente Donald Trump se retiró unilateralmente del acuerdo en 2018 y reimpuso sanciones a Teherán. También eleva más las tensiones regionales porque Israel, añejo enemigo del gobierno iraní, ha prometido que jamás permitirá a esa nación producir una bomba atómica.

En Irak, donde el ataque aéreo fue censurado y considerado una violación a la soberanía del país, el primer ministro Adel Abdul-Mahdi dijo que el gobierno tiene dos opciones: poner fin a la presencia de los efectivos extranjeros o restringirles su misión a solamente adiestrar a las fuerzas iraquíes. El primer ministro se pronunció a favor de la primera.

La mayoría de los aproximadamente 180 legisladores presentes en el Parlamento aprobaron la resolución para el retiro de las fuerzas extranjeras.

___

Gambrell informó desde Dubái y Karam en Beirut. Los periodistas de The Associated Press Aya Batrawy en Dubái, Qassim Abdul-Zahra en Bagdad, Sarah El Deeb en Beirut y Kelvin Chan en Londres contribuyeron a este despacho.