Presidente de Panamá dice busca poner la casa en orden

El presidente de Panamá dijo el jueves que está tratando de poner la casa en orden en medio de una economía desacelerada y un país con desafíos crecientes.

El presidente de Panamá dijo el jueves que está tratando de poner la casa en orden en medio de una economía desacelerada y un país con desafíos crecientes.

En su primer informe ante la Legislatura y al cumplir su primer semestre en el poder, el mandatario Laurentino Cortizo señaló que su gobierno se topó con un desastre en materia de manejo financiero, social, migratorio, de administración de justicia y combate a la corrupción.

Encontramos un grave deterioro, un Ejecutivo que irrespetó el equilibrio de poderes, una democracia distorsionada por mecanismos antidemocráticos, la corrupción a niveles nunca antes vistos, aseguró.

Cortizo asumió su quinquenio el 1 de julio tras imponerse en las elecciones de mayo y sustituyó a Juan Carlos Varela, que gobernó entre 2014 y 2019 y contra quien recayeron los dardos. Ni Varela, ni su partido Panameñista -derrotado escandalosamente en esos comicios- reaccionaron de inmediato.

Cortizo arribó al poder en medio de una desaceleración económica que marcó al pasado gobierno y que siguió a un periodo de bonanza en que el país centroamericano se convirtió en el de más rápido crecimiento económico en América Latina.

El gobernante refirió en su informe que según pronósticos de algunos organismos la economía crecería 3,8% en 2020, levemente superior al esperado 3,5% de 2019. El crecimiento en el periodo 2010-2014 alcanzó los dos dígitos.

El mandatario también aceptó reveses en el tema de seguridad ciudadana en sus seis primeros meses de administración, con el aumento de 39 homicidios con respecto a los registrados en 2018. Prometió revertir esa situación con una nueva política de prevención, represión y resocialización.

Alrededor de un centenar de manifestantes, principalmente de gremios sindicales y sociales, protestaron en las afueras del Legislativo para exigir una reforma constitucional a través de una constituyente. El gobierno ha llamado a un diálogo nacional para consensuar y mejorar un paquete de cambios a la carta fundamental que avanzó en la Asamblea Legislativa a fines del año pasado en medio de protestas estudiantiles en su contra.

Se trata de las primeras reformas a la carta magna que se discuten en el país en los últimos 15 años y con las cuales se busca mejorar la administración de justicia, la institucionalidad y garantizar una mayor inversión en educación.

Las reformas fueron rechazadas en las calles principalmente por estudiantes universitarios que las consideraron insuficientes, discriminatorias y excluyentes.