Abogados condenan vandalismo de manifestantes en Hong Kong

La Sociedad de Abogados y la Barra de Abogados de Hong Kong condenaron el jueves los grafitis pintados por algunos manifestantes en un edificio de la corte donde insultaban a un juez.

La Sociedad de Abogados y la Barra de Abogados de Hong Kong condenaron el jueves los grafitis pintados por algunos manifestantes en un edificio de la corte donde insultaban a un juez.

Los grupos dijeron que dicha acción representa una afrenta al estado de derecho y la integridad judicial en la antigua colonia británica, que ha mantenido su sistema judicial único libre de la corrupción y la interferencia política tan común en China continental.

El incidente se produjo el miércoles durante una marcha antigubernamental que rápidamente se convirtió en batallas entre la policía y los manifestantes más radicales.

Los grafitis son indignantes y están firmemente condenados", decía la carta conjunta. "Los comentarios abusivos que implican que las decisiones judiciales fueron tomadas o influenciadas por consideraciones políticas son totalmente injustificadas".

Muchos manifestantes están preocupados porque China está reforzando gradualmente su control sobre las instituciones de Hong Kong, desde las principales empresas hasta las fuerzas del orden y los medios de comunicación.

El ataque contra el edificio de la corte también fue condenado por el portavoz policial Kwok Ka-chuen el jueves.

"En uno de los casos más alarmantes, los manifestantes pintaron con pintura en aerosol palabras ofensivas en la pared exterior del Tribunal Superior para insultar a un juez", dijo Kwok a los periodistas. "Este tipo de ataque hará mella en el espíritu de la ley y amenazará la independencia del poder judicial.

Kwok dijo que la policía arrestó a 420 personas durante el feriado por el Año Nuevo, lo que eleva el total de arrestados durante las protestas a unos 7.000.

Dijo que los cargos incluían reunión ilegal, posesión de armas ofensivas y conducta desordenada en un lugar público. "La violencia de los manifestantes ha alcanzado un nivel realmente crítico", dijo Kwok. "Durante más de siete meses, la gente de Hong Kong ha estado viviendo a la sombra de violentas protestas que se han extendido a casi todos los barrios de la ciudad.