Choques nocturnos extienden protestas en Hong Kong a 2020

La policía de Hong Kong empleó gases lacrimógenos, espray de pimienta y cañones de agua contra manifestantes antigubernamentales en la víspera del Año Nuevo y en las primeras horas del miércole...

La policía de Hong Kong empleó gases lacrimógenos, espray de pimienta y cañones de agua contra manifestantes antigubernamentales en la víspera del Año Nuevo y en las primeras horas del miércoles, prolongando el movimiento surgido en junio a 2020.

Las acciones de la policía se centraron en los distritos más industriales y de clase obrera en la parte de Kowloon, donde los inconformes asistían a un espectáculo de luces para celebrar el nuevo año. Después, se trasladaron a un distrito comercial densamente poblado como preludio de la marcha anual prodemocracia en la que se espera que participen decenas, o cientos, de miles de personas por la tarde.

Las protestas comenzaron en junio en respuesta a una propuesta de reforma legal que había permitido la extradición de residentes a la China continental, donde podrían enfrentar posibles torturas y juicios injustos. La ley se retiró, pero antes los manifestantes ampliaron sus demandas para pedir reformas en el territorio semiautónomo chino.

Hong Kong atenuó sus celebraciones de Año Nuevo por las protestas, que afectaron seriamente a las ventas minoristas, al turismo y al ocio nocturno.

Los manifestantes se dieron cita también en la estación de metro Príncipe Eduardo, a donde la policía entró hace cuatro meses golpeando y empleando gases lacrimógenos contra unos disconformes que no tenían forma de huir. Ese incidente es uno de los muchos que los manifestantes presentan como un caso de abuso policial del que no se ha responsabilizado a nadie.