Detienen a 7 sospechosos de masacre en el norte de México

Siete sospechosos han sido detenidos con relación a la masacre de nueve mujeres y niños mexicano-estadounidenses el 4 de noviembre en el norte de México, informaron autoridades.

Siete sospechosos han sido detenidos con relación a la masacre de nueve mujeres y niños mexicano-estadounidenses el 4 de noviembre en el norte de México, informaron autoridades.

La Fiscalía General de la República dijo que tres hombres fueron arrestados hace unos días y acusados de delincuencia organizada para traficar drogas, aunque aparentemente ninguno enfrenta cargos de homicidio.

Otros cuatro sospechosos están detenidos en una modalidad de arresto domiciliario. El nombre de un sospechoso anunciado por los fiscales federales el lunes coincide parcialmente con el del jefe policial del poblado de Janos, Chihuahua, cerca de donde ocurrieron los homicidios.

La prensa local reportó que el jefe de policía había sido arrestado como parte de la investigación de los asesinatos de miembros de la familia LeBarón, y que el cártel de La Línea le pagaba.

La ley les prohíbe a los fiscales en México dar a conocer el nombre completo de los sospechosos, y no confirmaron la identidad del individuo.

Pero Julián LeBarón, que perdió a parientes y amigos en la emboscada, dijo que el jefe de policía había sido arrestado que ello resulta preocupante. Hizo notar que el hombre llevaba 13 años en el cargo, ante lo cual cuestionó cómo era posible que las autoridades estatales no supieran que trabajaba para un cártel del narcotráfico.

Muchos de los LeBarón han criticado las estrictas leyes de control de armas en México, las cuales les impiden contar con armamento similar al de los cárteles. Julián LeBarón señaló que la policía tiene un monopolio local de las armas y participa en el asesinato de mujeres y niños.

Las autoridades han dejado entrever que un cártel del narcotráfico fue el responsable de la emboscada en la que murieron nueve mujeres y niños estadounidenses cuyas familias llevan décadas viviendo en Chihuahua y en el vecino estado de Sonora.

Se consideran mormones, pero no están afiliados a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Muchos tienen doble nacionalidad mexicana y estadounidense.