España considera permitir que catalán vaya a Europarlamento

La fiscalía española llamó el lunes a permitir que un encarcelado político catalán sea juramentado como miembro del Parlamento Europeo, una medida que podría permitir la formación de un gobiern...

La fiscalía española llamó el lunes a permitir que un encarcelado político catalán sea juramentado como miembro del Parlamento Europeo, una medida que podría permitir la formación de un gobierno centro-izquierda en España.

El Tribunal Europeo determinó este mes que Oriol Junqueras, quien fue vicepresidente de Cataluña hasta 2017, tiene inmunidad parlamentaria ya que fue elegido al Parlamento del bloque en mayo cuando estaba siendo enjuiciado.

En respuesta a esa decisión, la fiscalía española declaró el lunes que se le debe permitir a Junqueras salir de la cárcel a fin de asumir su escaño. Sin embargo, también dijo que inmediatamente se debe elevar una solicitud al Parlamento Europeo para levantarle la inmunidad para que cumpla su sentencia de 13 años de prisión por haber participado en el intento secesionista de hace dos años.

Se espera que el Tribunal Supremo haga una determinación al respecto en los próximos días.

Junqueras sigue siendo líder del partido catalán ERC, cuyos 13 legisladores en el Congreso de los Diputados, al abstenerse, podrían permitir la formación de un gobierno encabezado por el presidente en funciones actual, el socialista Pedro Sánchez, con ayuda del partido antiausteridad Unidas Podemos.

La decisión de la fiscalía podría llevar al ERC a abstenerse del voto de confianza que se realizará en los próximos días. El partido ha anunciado que tomará una decisión en un cónclave la próxima semana.

En otro indicio de que la crisis política está cediendo, Sánchez y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, están por anunciar los términos de un acuerdo para compartir el poder, un documento de 50 páginas que vislumbra más impuestos para individuos y compañías acaudaladas, planes de modificar la reforma laboral aprobada en el 2012 en medio de la crisis financiera y un aumento del gasto público para causas sociales.

Además, contemplan derogar una ley de seguridad nacional aprobada por un gobierno derechista anterior y un aumento del salario mínimo, que es actualmente de 1.050 euros (1.176 dólares), según el diario español El País que obtuvo copia del documento.

Las leyes españolas permiten la formación de un gobierno en base a una coalición minoritaria siempre y cuando en la cámara bajan sean más los votos a favor que los en contra. Pero aun con el apoyo de un pequeño partido vasco nacionalista, Sánchez e Iglesias necesitarían la abstención del ERC. Otros partidos los han criticado por depender de un separatista encarcelado.

Junqueras, de 50 años, fue convicto de sedición y de malversación de fondos en octubre por promover el intento ilegal separatista del 2017 en la próspera región del noreste español que tiene a Barcelona como su capital.