El Pentágono aumentaría en un 50% el uso de drones ante la hostilidad de China y Rusia

  • Utilizará contratistas civiles y militares a fin de poner en el aire un número mayor de esas aeronaves no tripuladas.
  • Altos mandos militares han señalado a Rusia como la mayor amenaza a la seguridad nacional.
  • Los drones son utilizados principalmente para atacar a terroristas y recabar información de inteligencia en zonas de combate.
<span class="description"> Imagen de un MQ-9 Reaper, uno de los modelos de ´drones´ que utiliza Estados Unidos.</span>
Imagen de un MQ-9 Reaper, uno de los modelos de ´drones´ que utiliza Estados Unidos.
US Air Force

Ante la creciente hostilidad de Rusia y China, el Pentágono planea incrementar el uso de drones en un 50% durante los próximos años, para lo que utilizará contratistas civiles y militares a fin de poner en el aire un número mayor de esas aeronaves no tripuladas.

La decisión de integrar misiones a cargo del ejército y civiles se debe a que la Fuerza Aérea —que efectúa unas 65 operaciones diarias de patrullaje militar aéreo con drones— solicitó reducirlas a 60 porque su capacidad está al límite.

Los comandantes de campaña necesitan más Sin embargo, los 60 patrullajes distan de satisfacer las exigencias de los altos mandos militares debido al aumento de las amenazas a la seguridad en todo el mundo.

Funcionarios federales de alto rango afirman que aun cuando los drones son utilizados principalmente para atacar a terroristas y recabar información de inteligencia en zonas de combate, esas necesidades podrían cambiar en los próximos años.

Altos mandos militares, como el próximo presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Joseph Dunford, han señalado a Rusia como la mayor amenaza a la seguridad nacional.

Sobre China, debido al mayor poder militar del país y su programa de construcción de islas en el mar de China Meridional, aumentaron las tensiones y las exigencias de que Estados Unidos amplíe sus labores de vigilancia e inteligencia en todo el océano Pacífico.

Un alto funcionario de defensa dijo que los altos mandos del Pentágono consideran esos desafíos para decidir el uso de sus drones artillados y desarmados en Europa y el Pacífico. Los funcionarios solicitaron el anonimato para hacer declaraciones porque no estaban autorizados a tocar el tema de manera pública.

No hay suficiente Fuerza Aérea para cubrir todo El Pentágono ha sobrellevado el problema desde hace algún tiempo; la necesidad de aumentar los ataques aéreos y la vigilancia con drones en Irak y Siria en la lucha contra el grupo Estado Islámico es compensada con la reducción de vuelos no tripulados en Afganistán, donde ha bajado la intensidad del conflicto.

De acuerdo con los planes que plantean los altos mandos de defensa, la Fuerza Aérea seguiría efectuando 60 operaciones diarias con drones, mientras que el Ejército haría unas 16, en tanto que el Comando de Operaciones Especiales y contratistas civiles 10 cada parte.

"Los comandantes de campaña necesitan más. Tienen la tarea de atender los intereses de nuestro país en el extranjero, resienten esa presión y la situación no ha mejorado", dijo el general de división de la Fuerza Aérea, J.D. Harris Jr., vicecomandante del Comando de Combate Aéreo en la Base Conjunta Langley-Eustis. "No hay suficiente Fuerza Aérea para cubrir todo".

Los contratistas civiles volarían los drones de vigilancia, no las aeronaves artilladas. Pero los altos mandos de defensa señalan que necesitan la pequeña contribución de los contratistas para realizar las 90 operaciones de patrullaje aéreo al día.