Algeria entierra al jefe del ejército en medio de protestas

Argelia celebraba el miércoles un elaborado funeral militar por el general que era el gobernante de facto del país en medio de una crisis política en el país.

Argelia celebraba el miércoles un elaborado funeral militar por el general que era el gobernante de facto del país en medio de una crisis política en el país.

Una multitud abarrotaba la ruta del cortejo fúnebre para rendir homenaje al general Ahmed Gaid Salah, que era jefe de las fuerzas armadas. Algunas personas corrían junto a los vehículos militares, y varias ondeaban banderas argelinas.

Gaid Salah murió de forma inesperada el lunes tras un ataque al corazón, sumiendo a Argelia en una nueva incertidumbre tras 10 meses de protestas prodemocracia.

Entre los actos programados el miércoles había una ceremonia en el Palacio del Pueblo, seguida por un entierro en el cementerio de El Alia, donde el general sería sepultado junto a otros que combatieron en la guerra en la que Argelia se independizó de Francia.

Gaid Salah ayudó a expulsar al veterano presidente Abdelaziz Bouteflika en abril en medio de unas protestas pacíficas sin precedentes contra la corrupción y la hermética estructura de poder argelina.

El jefe del Ejército presionó después para que se celebraran elecciones este mes, que ganó un exprimer ministro considerado como afín a Gaid Salah, Abdelmadjid Tebboune.

El Ejército argelino juega un papel clave en la toma de decisiones en el país, un estrecho aliado de las potencias occidentales en la lucha contra el extremismo islámico.

Los manifestantes se volvieron después contra Gaid Salah, exigiendo su salida y una reforma total de la estructura política argelina. Tras su muerte, los estudiantes celebraron su protesta habitual de los martes.