Mueren 35 civiles y 80 yihadistas en ataque en Burkina Faso

Al menos 35 civiles, en su mayoría mujeres, fueron asesinados durante un ataque extremista en el norte de Burkina Faso, y los enfrentamientos subsecuentes con las fuerzas de seguridad culminaron con ...

Al menos 35 civiles, en su mayoría mujeres, fueron asesinados durante un ataque extremista en el norte de Burkina Faso, y los enfrentamientos subsecuentes con las fuerzas de seguridad culminaron con un saldo de 80 yihadistas muertos, anunció el martes el presidente de la nación de ífrica occidental.

Los violentos choques, que estallaron en la localidad de Arbinda, en la región de Sahel cerca de la frontera con Mali, se extendieron durante varias horas, según un comunicado del ejército. Siete elementos de las fuerzas de seguridad también fallecieron durante los ataques.

Los ataques extremistas son frecuentes en la zona, pero el saldo provisional no tiene precedentes.

La acción heroica de nuestros soldados hizo posible neutralizar a 80 terroristas, declaró el presidente Roch Marc Christian Kabore. Este barbárico ataque resultó en la muerte de 35 civiles, en su mayoría mujeres.

Se desconoce por el momento en qué parte estaban las mujeres durante el ataque y por qué murieron tantas de ellas.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato el atentado. Se sabe que existen varios grupos extremistas islámicos que operan en Burkina Faso, aunque generalmente no se responsabilizan cuando el número de civiles muertos es tan elevado.

Durante años, Burkina Faso no padeció del tipo de extremismo islámico que se ha registrado desde hace tiempo del otro lado de la frontera con Mali, donde en 2013 se requirió de una intervención militar encabezada por Francia para recuperar varias importantes poblaciones de control yihadista.

La situación cambió con un par de ataques letales en 2016 y 2017 en populares sitios turísticos de la capital, Uagadugú.

Los ataques frecuentes en el norte y este del país ya han desplazado a más de medio millón de personas, según datos de Naciones Unidas.

Al menos 37 civiles fueron asesinados en el este del país el mes pasado, cuando supuestos yihadistas emboscaron una caravana que transportaba a trabajadores de la compañía minera canadiense Semafo.

A pesar de que el ejército de Burkina Faso ha recibido entrenamiento militar de Francia y Estados Unidos, hasta el momento no ha podido frenar el incremento de la violencia extremista en el país.

___

La periodista de Associated Press Krista Larson en Dakar, Senegal, contribuyó con este despacho.