Ejército sirio captura un pueblo, un misil mata a 8 civiles

Un misil alcanzó el martes por la mañana el edificio de una escuela en el noroeste de Siria, matando a ocho civiles, según activistas opositores, mientras las tropas del gobierno capturaban un impo...

Un misil alcanzó el martes por la mañana el edificio de una escuela en el noroeste de Siria, matando a ocho civiles, según activistas opositores, mientras las tropas del gobierno capturaban un importante pueblo que estaba en manos de insurgentes de Al Qaeda. La localidad se encontraba en el último feudo rebelde en el país, devastado por la guerra.

Las fuerzas del gobierno también sitiaron un puesto de observación turco en la zona, pero por el momento no lo habían atacado, según los activistas.

Damasco lanzó la semana pasada una amplia ofensiva por tierra, tras semanas de bombardeos que desplazaron a decenas de miles de personas en la provincia de Idlib, el último baluarte rebelde del país.

Unas 60.000 personas han huido de la zona hacia el sur este mes, según estimaciones de Naciones Unidas, al intensificarse los bombardeos. Miles más han huido en los últimos días hacia el norte, a la frontera turca.

Los activistas atribuyeron a Rusia, el principal aliado en la guerra del presidente de Siria, Bashar Assad, el ataque con misil que alcanzó a la escuela local de Jobas. Entre los ocho muertos había cinco niños y una mujer, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

El periodista independiente sirio Hussein Khattab informó del mismo número de víctimas. En el edificio de la escuela había gente desplazada por la violencia en otras parte del país, según dijeron Khattab y el Observatorio.

Las tropas sirias han avanzado hacia la localidad rebelde de Maaret al-Numan, que se encuentra en una autopista que conecta la capital, Damasco, con la ciudad norteña de Aleppo, la más grande del país. Las fuerzas de Assad parecían decididas a reabrir la estratégica autopista, que los rebeldes mantienen cerrada desde 2012.

Las tropas se encontraban a unos 4 kilómetros (2,5 millas) de Maaret al-Numan, añadiendo que las fuerzas del gobierno que avanzaban desde el este habían rodeado el puesto de observación turco cerca del pueblo de Surman.

Turquía es un firme defensor de los rebeldes sirios y tiene 12 puestos de observación en el noroeste del país, dentro de un acuerdo mediado el año pasado con Rusia. El puesto cerca de Surman es el segundo que se ve rodeado por tropas sirias este año.

En su avance hacia Maaret al-Numan, las tropas sirias capturaron el lunes por la noche el poblado de Jarjanaz, que era un bastión de combatientes vinculados a Al Qaeda.

La provincia de Idlib está dominada por milicianos vinculados a Al Qaeda. También viven allí tres millones de civiles, y Naciones Unidas ha advertido del creciente riesgo de una catástrofe humanitaria a lo largo de la frontera turca.