Italia evita aumentar el impuesto sobre las ventas

Los legisladores italianos respaldaron un proyecto de presupuesto para el próximo año que evitará aumentos altos al impuesto sobre las ventas, pero que introducirá nuevos gravámenes.

Los legisladores italianos respaldaron un proyecto de presupuesto para el próximo año que evitará aumentos altos al impuesto sobre las ventas, pero que introducirá nuevos gravámenes.

La cámara baja aprobó la iniciativa el lunes por 334 votos a favor y 232 en contra. Ya había sido aprobada por el Senado. El presupuesto requirió largas negociaciones entre las partes que conforman el gobierno de coalición recientemente formado de Italia.

La intención principal del gobierno era evitar un programado aumento del impuesto a las ventas, que habría pesado sobre la economía de Italia, que pasa por dificultades.

Aunque la ley introdujo nuevos gravámenes a las bebidas azucaradas y los envases de plástico, el gobierno ha dicho que compensará el déficit causado por abandonar el compromiso del impuesto sobre las ventas y recurriendo a endeudamiento adicional.

El gobierno esperaba recaudar más de los nuevos gravámenes, pero ambas propuestas originales se diluyeron después de una protesta de las empresas italianas.

El llamado "impuesto plástico" se redujo de 1 euro por kg a 0,45 euros por kg, tras las protestas de las empresas y las asociaciones de consumidores. Se aplicará a los envases de plástico de un solo uso fabricados o importados a Italia y entrará en vigencia a partir de julio de 2020.

Mientras tanto, el impuesto a las bebidas azucaradas no alcohólicas se mantuvo en 10 centavos por litro, pero su introducción se retrasó a octubre en lugar de julio.