Al menos 18 reos mueren en penal de Honduras en nuevo motín

Al menos 18 reos murieron el domingo en un nuevo motín en un centro penal de Honduras, dos días después de la matanza de otros 18 internos en una prisión del norte del país.

Al menos 18 reos murieron el domingo en un nuevo motín en un centro penal de Honduras, dos días después de la matanza de otros 18 internos en una prisión del norte del país.

La nueva riña se registró en una cárcel de mínima seguridad situada en el Valle de Siria, municipio de El Porvenir, departamento de Francisco Morazán, a 116 kilómetros de Tegucigalpa.

La reyerta fue confirmada a The Associated Press por José Coello, portavoz de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), una entidad formada por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. No brindó mayores detalles.

El gobierno de Honduras tomó el martes la determinación de declarar una emergencia en el Sistema Carcelario Nacional e intervenir todas las prisiones del país, incluyendo las de menores, debido a la elevada criminalidad registrada en diferentes prisiones. A partir de ese día, Fusina es la institución encargada de hacerse cargo de los 29 centros penales del país.

Preliminarmente se estableció que los internos estaban tomando sus alimentos cuando comenzó el motín, en el que varios reos armados con cuchillos y machetes atentaron contra sus compañeros. La mayoría de los reclusos murieron al instante, mientras que una decena más resultaron heridos y fueron llevados a un centro asistencial, donde se reportó la muerte de otro.

Manejo 17 muertos y dos heridos. Me dicen que murió otro en el Hospital Escuela, pero ese dato no lo manejo, dijo a la AP Digna Aguilar, directora de comunicaciones del Instituto Nacional Penitenciario.

Por su parte, Juliett Chavarría, funcionaria del Hospital Escuela capitalino, confirmó que a ese centro ingresaron dos personas heridas de arma blanca y que una falleció.

Las autoridades de Fusina, encabezadas por el presidente de la Junta Interventora, el coronel José González Maradiaga, ofrecieron una conferencia de prensa en la noche en la que leyeron un comunicado.

Que estas acciones violentas son una escalada del mundo criminal para tratar de evitar que Fusina, a través de la Comisión Interventora del Instituto Nacional Penitenciario, imponga los controles necesarios en los centros penitenciarios del país, expresó González.

Hasta el sábado, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras contabilizaba un total de 27 muertos en tres homicidios múltiples dentro de las cárceles del país en lo que va de 2019. Con este nuevo motín, la cifra sube a 45 fallecidos en cuatro hechos.

El viernes se registró la muerte a tiros de 18 presos y 16 más resultaron heridos en una riña entre los internos en el centro penal de la ciudad de Tela, en el departamento de Atlántida.