Miles de iraquíes protestan contra nominación de premier

Miles de personas salieron el domingo a las calles de Bagdad y otras provincias del sur de Irak en rechazo a la nominación de lo que algunos describen como un candidato a primer ministro respaldado p...

Miles de personas salieron el domingo a las calles de Bagdad y otras provincias del sur de Irak en rechazo a la nominación de lo que algunos describen como un candidato a primer ministro respaldado por Irán. La protesta ocurrió a unas horas de que venciera el plazo, fijado a la media noche, para el nombramiento de un premier interino, pero sin que se hubiera alcanzado una solución.

Los manifestantes cerraron caminos en las provincias del sur, incluyendo la región petrolera de Basora, señalando que no aceptarán la nominación del ministro saliente de educación superior, Qusay al-Suhail.

El malestar ha paralizado al país desde el 1 de octubre y al menos 400 personas han muerto en la violencia desde entonces. Miles de manifestantes han tomado las calles de Bagdad y el sur, de mayoría chií. Protestan en contra de la corrupción, los malos servicios públicos y la falta de empleos, mientras que también exigen el fin del sistema político establecido después de la invasión de Estados Unidos en 2003.

El primer ministro Adil Abdul-Mahdi se vio obligado a renunciar a finales del mes pasado debido a la presión de los manifestantes. Eso ocurrió después de que la autoridad religiosa más poderosa del país, el gran ayatola Ali al-Sistani, retiró su respaldo al gobierno de Abdul-Mahdi.

El viernes durante su sermón semanal pronunciado por un representante, al-Sistani hizo un llamado a los bloques políticos para la formación rápida de un gobierno. Al-Sistani, nacido en Irán, dijo que el nuevo primer ministro debería ser aceptado por la población.

La constitución iraquí requiere que el mayor bloque del parlamento nombre a un candidato al cargo de primer ministro en un plazo de 15 días después de haber aceptado la renuncia de un premier. El plazo venció el jueves pasado, pero se extendió hasta la media noche del domingo.

El estancamiento político ha empeorado debido a una disputa sobre cuál es el mayor bloque en el parlamento. Las cifras han cambiado constantemente desde las elecciones del año pasado, y un número desconocido de legisladores han abandonado ciertos bloques para unirse a otros.

La Corte Suprema Federal estableció lineamientos a través de un comunicado difundido el sábado, pero no realizó un nombramiento sobre el bloque predominante.

Indicó que la decisión debería basarse en la primera sesión del parlamento que entró en funciones el año pasado. Pero el tribunal indicó que aceptaría si dos o más facciones se hubieran fusionado para convertirse en el mayor bloque en dicha sesión.

Dos funcionarios iraquíes señalaron que el presidente Barham Saleh envió la respuesta de la corte al parlamento, solicitándole a la legislatura indicar cuál es su mayor bloque. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato en apego a las regulaciones.

Actualmente existen dos bloques principales en el parlamento iraquí: Sairoon, encabezado por el sacerdote chií Moqtada al-Sadr, y Fatah, que incluye a líderes relacionados con las Unidades de Movilización Popular, que encabeza Hadi al-Amimri.

Al-Suheil fue nominado al cargo por Fatah y sus aliados.