Guam: Juez rechaza intento de realizar peleas de gallos

Un juez en el territorio ultramarino estadounidense de Guam falló contra el intento de un empresario local de mantener las peleas de gallos pese a una nueva ley federal que las prohíbe.

Un juez en el territorio ultramarino estadounidense de Guam falló contra el intento de un empresario local de mantener las peleas de gallos pese a una nueva ley federal que las prohíbe.

El juez federal Joaquin Manibusan Jr. rechazó el pedido de Sefrey Linsangan de emitir un interdicto preliminar contra la nueva prohibición, reportó el viernes Pacific Daily News.

Linsangan, descrito en documentos en la corte como un empresario involucrado en la cría y competencia de aves durante 40 años, argumentó que la prohibición es inconstitucional.

No solamente es parte de nuestra cultura, costumbres y tradiciones, sino que es un pasatiempo, un ejercicio y un deporte, alega la demanda.

El año pasado, el presidente Donald Trump firmó una ley que prohíbe las peleas de gallos en los territorios de Estados Unidos. La ley entró en vigor este viernes. Previamente, las peleas de gallos eran ilegales en los 50 estados, pero no en los territorios.

El juez falló que Linsangan no mostró que la prohibición federal le privase de vida, libertad o propiedad sin proceso debido bajo la ley.

Dijo que Linsangan no demostró tampoco que la prohibición de las peleas de gallos lo discrimina a él ni a ninguna otra persona debido a raza, idioma o religión. Manibusan Jr. dijo que la ley se aplica uniformemente en los 50 estados y los territorios.

Expresó que simpatizaba con el argumento de que las personas en Guam habían sido privadas de derechos porque los residentes del territorio no pueden votar por presidente ni pueden elegir congresistas.

"El remedio para eso está en el proceso político, no en el judicial, escribió.

El miércoles, la gobernadora Wanda Vázquez de Puerto Rico firmó una iniciativa de ley que autoriza las peleas de gallos, en desafío a la prohibición federal.

La medida dice que es legal realizar peleas de gallos en Puerto Rico siempre y cuando las personas no exporten ni importen bienes ni servicios relacionados con las mismas.