Crecimiento económico de EEUU da señales de fuerza

La economía de Estados Unidos, que recientemente dio señales de alerta sobre una inquietante desaceleración, está terminando el año con fuerza, gracias a un sólido consumo, a un saludable mercad...

La economía de Estados Unidos, que recientemente dio señales de alerta sobre una inquietante desaceleración, está terminando el año con fuerza, gracias a un sólido consumo, a un saludable mercado laboral y a recortes en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal.

El Departamento de Comercio informó el viernes que el Producto Interno Bruto _la producción total de bienes y servicios de la economía_ se expandió a una tasa anual de 2,1% en el trimestre que va de julio a septiembre. Otro reporte mostró que el gasto del consumidor creció a una tasa sólida de 0,4% en noviembre, la ganancia más fuerte desde julio, y que los ingresos repuntaron luego de una débil lectura en octubre.

El buen ritmo del gasto en noviembre es una señal reconfortante de que los consumidores, que representan aproximadamente el 70% de la actividad económica, ayudan a compensar las pérdidas que resultaron de las guerras comerciales del presidente Donald Trump y de una caída en la economía mundial. Muchos economistas pronostican que la economía se expandirá a una tasa anual decente de 2% en el último trimestre del año.

Hace apenas un mes, algunas encuestas habían alertado que el crecimiento podría desacelerar en el cuarto trimestre hasta 0,5% o menos. Pero desde entonces, Trump ha dado marcha atrás a los planes de imponer una nueva ronda de aranceles sobre miles de millones de dólares en productos de consumo populares, como teléfonos fabricados en China. Y varios sectores de la economía han mostrado señales de resiliencia. El mercado inmobiliario ha repuntado, ayudado por tres recortes en las tasas de interés este año por parte de la Fed. Lo más importante es que el mercado laboral se ve saludable: En noviembre, las contrataciones alcanzaron su nivel más alto desde enero, con 266.000 nuevos puestos de trabajo.

La economía sigue sólida, dijo Diane Swonk, economista en jefe de Grant Thornton. Lo que a esta economía le ha faltado en impulso, lo ha compensado en resistencia, y la Fed le dio una inyección de adrenalina este año con tres recortes a las tasas.