Tras año de apagones, luces navideñas brillan en Venezuela

Tras un tumultuoso año en Venezuela con apagones sin precedentes, el gobierno del país colocó brillantes decoraciones de luces navideñas para intentar contagiar un poco de la alegría de las fiest...

Tras un tumultuoso año en Venezuela con apagones sin precedentes, el gobierno del país colocó brillantes decoraciones de luces navideñas para intentar contagiar un poco de la alegría de las fiestas.

Automóviles llenos de familias han atascado una avenida de Caracas al acercarse la Navidad para ver una de las decoraciones que el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha colgado sobre el río Guaire.

No todos estaban impresionados. Sacando la vuelta al tráfico, un conductor gritó sarcásticamente a través de la ventana de su auto, ¿Y así dice la gente que la vaina está arrecha (la cosa está dura) en Venezuela?.

Las luces brillan mientras persisten los recuerdos dolorosos de marzo, cuando el país se quedó a oscuras durante cuatro días en la peor falla eléctrica en la historia de la nación, y millones de personas afuera de la capital siguen sin electricidad durante una buena parte del día.

Guadalupe Fares, de 36 años, llevó a sus dos hijos pequeños a contemplar los millones de luces. Quería la sensación de una vida normal, contó, por lo menos durante unos momentos, pero reconoció que tenía sentimientos encontrados.

Es algo bizarro porque tú ves la necesidad, comentó. Pero la gente a la vez lo está disfrutando.

El gobierno socialista de Maduro ha montado más de 20 decoraciones de luz en la capital de Caracas y otras más en ciudades en todo el país.

La exhibición navideña más impactante está en el distrito La Mercedes, famoso por sus lujosos restaurantes y vida nocturna vibrante. Series de luces _ según reportes, 5 millones de ellas _ se extienden por una cuadra junto al río Guaire, notoriamente contaminado con las aguas negras de Caracas.

Automóviles llenos pasaban con las ventanas abiertas mientras los niños asomaban sus cabezas por los quemacocos para ver mejor. Familias caminaban por las banquetas, parándose para posar para una selfie.

Los residentes dicen que no recuerdan una exhibición de luces tan extravagante, sobre todo en los últimos años, cuando el país petrolero se ha sumido en una crisis política y económica.

En los barrios de Caracas, las familias despejan las calles durante la noche por temor a los crímenes, y los conductores mantienen las ventanillas arriba mientras sacan la vuelta a alcantarillas abiertas escondidas en la oscuridad.

La mayoría de los hogares no tienen suministro confiable de agua y los conductores esperan durante horas, a veces días, en gran parte del país para cargar gasolina, a pesar de que Venezuela tiene las reservas petroleras más grandes del mundo.

La amarga lucha política de Venezuela no ha tomado vacaciones por la Navidad.

El ministro de Cultura de Maduro, Ernesto Villegas, respondió en Twitter a quienes criticaron las decoraciones de luces cuando dijo que todos aplaudieron en 2006 cuando el entonces popular gobernador opositor Henrique Capriles decoró el mismo tramo del río.

A la derecha recalcitrante le da por criticar la iluminación navideña del Guaire en 2019, pero le pareció de lo más nice cuando @hcaprieles lo hizo en Las Mercedes en 2006.

Los críticos de Maduro atribuyen a las décadas de gobierno socialista corrupto de no darle mantenimiento a la red eléctrica y otra infraestructura del país.

Por su parte, Maduro ha acusado al imperialista Estados Unidos de lanzar ciberataques en la red eléctrica del país como parte de un intento de golpe de Estado para designar al líder de la oposición Juan Guaidó como presidente y explotar las vastas reservas petroleras de Venezuela.

El empleado administrativo Williams Chang, de 34 años, caminaba con su familia a lo largo de un amplio bulevar decorado con enormes e iluminados bastones de caramelo, estrellas y árboles envueltos en series de luces. Antes de colocarse las luces, era un lugar que la gente evitaba en la noche.

Chang dijo que mientras los políticos luchan por el control de la nación, parecen olvidar que las familias en todo Venezuela pasan por apuros por no tener las necesidades básicas cubiertas.

Espera que las luces no sólo sean una celebración de una fiesta pasajera que se quitarán el año que entra, sino el primer paso para reclamar el espacio público.

Tener una buena cena navideña, un compartir entre familia, caminar sin ningún peligro, dijo. Eso es lo que quiere el venezolano.

___

Scott Smith está en Twitter como: @ScottSmithAP

___

El periodista de Associated Press Jorge Rueda contribuyó a este despacho.