Jeb Bush, precandidato republicano a la presidencia, ha criticado la visita del secretario de Estado, John Kerry, a Cuba para reinaugurar la embajada de Estados Unidos en La Habana y ha considerado que fue un "regalo de cumpleaños" para Fidel Castro, cuyo aniversario se celebró este jueves.

La visita de Kerry es especialmente insultante para los disidentes cubanos"La visita del secretario de Estado John Kerry a La Habana es un regalo de cumpleaños para Fidel Castro. Un símbolo de la aquiescencia del Gobierno de Obama a su legado despiadado", dijo el exgobernador de Florida en un comunicado.

Bush señala que la "política de Estados Unidos ha cambiado, pero no la de Cuba", cuyo régimen sigue siendo una "dictadura inflexible" y un ejemplo de la "locura del comunismo".

Revertiría la apertura

"La visita de Kerry es especialmente insultante para los disidentes cubanos", señala el texto. "Que los valientes cubanos cuyo único delito es pedir libertad y democracia estén lejos de la ceremonia de apertura oficial de la Embajada de Estados Unidos es otra concesión a los Castro".

El republicano señaló que es necesario un presidente que trabaje en "solidaridad" con un pueblo cubano libre y dijo que si llega a la Casa Blanca tras las elecciones de 2016 revertirá la estrategia de reconciliación y ayudará al "pueblo cubano a reclamar su libertad y determinar su futuro, libre de la tiranía".