Se acerca fin del plazo para repatriar a norcoreanos

Corea del Norte podría perder una excepcional fuente legítima de divisas por cientos de millones de dólares al año si los países que emplean a norcoreanos como trabajadores huéspedes los repatri...

Corea del Norte podría perder una excepcional fuente legítima de divisas por cientos de millones de dólares al año si los países que emplean a norcoreanos como trabajadores huéspedes los repatrian este fin de semana en apego a una orden de las Naciones Unidas.

Debido a las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU en diciembre de 2017, después de que Corea del Norte probara un misil de largo alcance, los estados miembros debían repatriar a todos los trabajadores norcoreanos de sus territorios antes de 24 meses, plazo que vence el domingo.

Sin embargo, la ONU no prevé sanciones contra las naciones que incumplan la orden, y parece improbable un éxodo en gran escala de miles de norcoreanos que se cree continúan laborando en lugares como China y Rusia.

Pero incluso si la mitad de los trabajadores norcoreanos fueran enviados a su país, Corea del Norte continuaría sufriendo financieramente, dijo el analista Oh Gyeong-seob, del Instituto Coreano para la Unificación Nacional, en Seúl.

___

LAS CIFRAS

En China, Rusia y otras partes existe una fuerte demanda de mano de obra barata norcoreana.

El Departamento de Estado norteamericano había calculado previamente que unos 100.000 norcoreanos laboran en todo el mundo, y expertos civiles aseguraron que esos trabajadores remiten a su país entre 200 millones y 500 millones de dólares al año.

Los trabajadores norcoreanos en el extranjero están bajo vigilancia constante de los agentes de seguridad de su país, laboran más de 12 horas diarias, se quedan sólo con una fracción de su paga y el resto va para su gobierno. Organizaciones defensoras de los derechos humanos los consideran esclavos modernos, pero de todas formas sus empleos son altamente codiciados en Corea del Norte.

Según informes provisionales que estados miembros remitieron a la ONU, 23.245 norcoreanos han sido repatriados a la fecha. Sin embargo, esas cifras no incluyen a China, que no ha publicado su informe, ni a una docena de países más que se cree han empleado a norcoreanos.

___

CHINA

Se calcula que entre 50.000 y 80.000 norcoreanos laboran en China, la vasta mayoría en fábricas del noreste del país a lo largo de la frontera con Corea del Norte. China tiene el mayor número de trabajadores norcoreanos.

Lim Soo-ho, experto en sanciones del Instituto de Estrategia para la Seguridad Nacional, en Seúl, dijo que Beijing tendría dificultades para persuadir a las autoridades regionales a que repatrien a los norcoreanos porque sus pequeñas zonas económicas especiales dependen principalmente de la mano de obra norcoreana.

Lim señaló que no ha detectado una disminución en el número de trabajadores norcoreanos en el noreste de China.

Kim Donggil, experto sobre Corea en la Universidad de Pekín en Beijing, dijo que China adoptaría una postura laxa en lo que se refiere al cumplimiento de las repatriaciones.

El personal en restaurantes norcoreanos en Beijing cerró las puertas de sus establecimientos y colgó el teléfono cuando se le preguntó si los empleados norcoreanos serían devueltos a su país.

__

RUSIA

Los informes provisionales de la ONU muestran que alrededor de 80% de los norcoreanos repatriados en el mundo salieron de Rusia, donde la mayoría trabajaban en la construcción y en los sectores forestales y maderero.

Según un informe provisional de Rusia, el número de norcoreanos con permisos válidos de trabajo en el país disminuyó a 11.490 a finales de 2018 desde 30.023 el año anterior. De acuerdo con expedientes públicos, el Ministerio de Trabajo no ha emitido este año un solo permiso laboral a trabajadores norcoreanos.

Hay indicios de que más trabajadores norcoreanos están preparándose para regresar a su país.

La aerolínea nacional norcoreana, Air Koryo, aumentó temporalmente el número de vuelos de Vladivostok a Pyongyang en la segunda quincena de diciembre, mientras que los boletos del tren se agotaron este mes para los viajes de la ciudad rusa de Ussuriysk a Pyongyang, según estadísticas rusas.

Una compañía, la constructora Yenisei, con sede en Krasnoyarsk, en Siberia oriental, dijo que ya no emplea a ningún norcoreano y que de hecho está a punto de quebrar.

Los trabajadores norcoreanos nos beneficiaron en muchos aspectos: influencia cultural, económica y política, dijo el embajador ruso en Corea del Norte, Alexander Matsegora, en una entrevista reciente con radio Vladivostok. Ahora vamos a perder todo eso.

___

EN OTRAS PARTES

Hasta diciembre de 2017, los Emiratos írabes Unidos habían repatriado a 823 norcoreanos, más de la mitad de los que trabajaban en el país, según un informe provisional difundido en marzo.

Qatar dijo en marzo a la ONU que sólo 70 norcoreanos laboraban en el país, una cifra inferior respecto a los aproximadamente 2.500 en enero de 2016. La mayoría de los norcoreanos han estado trabajando en la construcción, aunque Qatar señaló que ninguno ha laborado en la edificación de escenarios relacionados con la Copa del Mundo de fútbol de 2022.

Kuwait, que alguna vez tuvo miles de trabajadores norcoreanos, señaló que regresó a más de la mitad a su país.

Vietnam afirmó en junio que había repatriado a 51 trabajadores norcoreanos. Singapur señaló en marzo que había revocado los permisos de trabajo a todos los norcoreanos y no había emitido nuevas autorizaciones.

Los expertos afirman que Corea del Norte también envió trabajadores a por lo menos 13 naciones africanas, incluyendo Uganda, Angola, Etiopia, Senegal, Sudáfrica y Guinea Ecuatorial. Sólo Guinea Ecuatorial ha presentado un informe provisional a la ONU, aunque no precisó el número de norcoreanos repatriados.

___

Litvinova informó desde Moscú. Los periodistas de The Associated Press Vladimir Isachenkov, en Moscú; Jon Gambrell, en Dubai, y el investigador Yu Bing, en Beijing, contribuyeron a este despacho.