Piden liberar a guatemalteca que solicitó asilo en EEUU

María es la única pariente viva de una niña de 6 años a la que crio como hija propia. Después de que una pandilla asesinara a todos los familiares de ambas, trajo a su sobrina a Estados Unidos y ...

María es la única pariente viva de una niña de 6 años a la que crio como hija propia. Después de que una pandilla asesinara a todos los familiares de ambas, trajo a su sobrina a Estados Unidos y solicitó asilo. Sin embargo, el gobierno le quitó a la niña y la envió a un albergue a más de 3.200 kilómetros (2.000 millas) de distancia porque ella no es la madre biológica.

El caso pone de relieve la práctica actual del gobierno de separar a familias cuando el adulto no es alguno de los padres ni el tutor legal del menor con el que viajan. Lo anterior significa que tías, abuelas y hermanos mayores son separados cuando llegan a Estados Unidos y a menudo enviados a lugares en los que quedan muy distantes unos de otros.

En el caso de María, de 23 años, solicitante de asilo y la única pariente viva de la menor, autoridades en la frontera la entregaron al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) cuando se presentó y solicitó asilo en marzo en un cruce oficial fronterizo. A petición de María, que teme por su seguridad, The Associated Press no dio a conocer su apellido.

María había criado a su sobrina desde que la menor era una bebé después de que mataran a la madre, según activistas. La niña se encuentra en un albergue para inmigrantes menores en Nueva York, y ambas conversan brevemente por teléfono aproximadamente una vez a la semana.

Pandilleros en Guatemala asesinaron a los padres, la hermana y la pareja de la mujer.

La abogada de María, Suzannah Maclay, dijo que a su clienta le negaron en tres ocasiones una entrevista para verificar si su miedo era creíble, el primer paso para solicitar asilo. El ICE también le rechazó tres solicitudes para que la dejaran libre mientras se resuelve su caso de inmigración, que está en apelación, señaló Maclay.

El ICE puede liberar a discreción a inmigrantes mientras sus casos se ventilan en los tribunales, pero declinó dejar en libertad a la guatemalteca.

En un comunicado, el ICE afirmó que María está detenida a la espera del resultado de su apelación contra la orden para que sea deportada que un juez de inmigración emitió el 4 de septiembre.

Maclay señaló que la agencia no ha indicado por qué no liberó a María.

Legisladores demócratas y activistas están presionando a la agencia para que libere a la mujer guatemalteca y confían en atraer atención al caso.

A los 17 años, María se convirtió en la única persona que se encargaba de la hija de su hermana, a la que ha criado como propia desde entonces. María es la única madre (que la niña) ha conocido, dijo la legisladora Kelly Butler, que organizó el jueves una conferencia de prensa para atraer la atención al caso.

El año pasado, el gobierno separó a 5.400 niños de sus padres en la frontera en un intento por contener la inmigración legal e ilegal. La práctica fue condenada a nivel mundial y cesó en la mayoría de los casos, pero las autoridades fronterizas continúan separando a familias si un menor viaja con un pariente que no sea alguno de los progenitores, o si el progenitor tiene antecedentes delictivos, por leves que sean.

El gobierno señaló que está obligado a esta práctica para proteger a los menores de adultos que se hacen pasar por sus padres o de progenitores inconvenientes.