General Motors
Un edificio de la automovilística General Motors. ARCHIVO

General Motors está citando a propietarios de 73,424 autos Chevrolet Cobalt vendidos en Estados Unidos y Canadá para que presenten su vehículo para reparar un cableado defectuoso que podría impedir el despliegue una bolsa de aire montada en el techo del lado del conductor cuando ocurre un choque.

La compañía tiene conocimiento de un choque con una persona lesionada que podría estar relacionado al defecto El llamado afecta al Cobalt modelo 2010. Existen 5,474 en Estados Unidos y 13,950 en Canadá.

GM dijo el jueves que el enrutamiento inadecuado de un cable de sensor en puerta del conductor podría impedir que se despliegue la bolsa de aire.

La compañía con sede en Detroit tiene conocimiento de un choque con una persona lesionada que podría estar relacionado al defecto de instalación.

GM notificará a los propietarios; las agencias distribuidoras inspeccionarán el cableado y reemplazarán el cable defectuoso de manera gratuita.

Este llamado a reparación no está relacionado con el de millones de autos Cobalt del año pasado por defecto en el interruptor de encendido, el cual podía ocasionar que se detuviera el vehículo, apagando el sistema de bolsas de aire.