Juez niega fianza a exsecretario de seguridad de México

Un juez de Texas ordenó el martes que el exsecretario de seguridad pública de México, Genaro García Luna, permanezca detenido sin derecho a fianza mientras espera su juicio por acusaciones de que ...

Un juez de Texas ordenó el martes que el exsecretario de seguridad pública de México, Genaro García Luna, permanezca detenido sin derecho a fianza mientras espera su juicio por acusaciones de que aceptó una fortuna en sobornos de narcotraficantes para permitir que el conocido cártel de Sinaloa operara con impunidad.

García Luna, de 51 años, fue imputado con tres cargos de asociación delictuosa para tráfico de cocaína y un cargo de perjurio. Renunció a su derecho a una audiencia de detención en Dallas una semana después de que la imputación federal en su contra se diera a conocer en la ciudad de Nueva York.

El magistrado David Horan ordenó que García Luna permanezca detenido en Texas hasta que los alguaciles lo puedan transferir a Nueva York, en donde el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán fue enjuiciado en 2018.

García Luna llevaba grilletes durante su comparecencia en la sala del tribunal, la cual estaba atiborrada de agentes federales y de periodistas de habla hispana. La abogada de García Luna, Rose Romero, se negó a comentar tras la breve audiencia.

Agentes de la DEA lo arrestaron el lunes de la semana pasada en el norte de Texas.

Durante el juicio de Guzmán, un exmiembro del cártel testificó que personalmente le pagó 6 millones de dólares a García Luna en sobornos, entregando el efectivo clandestinamente en un restaurante de México entre 2005 y 2007. Los fiscales dijeron que otros testigos que cooperaron confirmaron que el cártel de Sinaloa le pagó a García Luna decenas de millones de dólares para que les permitiera enviar drogas a Estados Unidos.

García Luna vivía en Florida antes de ser arrestado. Entre 2001 y 2005 dirigió la Agencia Federal de Investigación de México y de 2006 a 2012 fungió como el secretario de seguridad pública federal antes de reubicarse en Estados Unidos, informaron las autoridades.

El gobierno mexicano prometió cooperar con funcionarios estadounidenses en el caso de García Luna, pero no es claro qué acción provocará en México la imputación en Nueva York del exsecretario de seguridad.

El lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno no investigará a personas que presuntamente trabajaron con García Luna para ayudar al cártel de Sinaloa. Sin embargo, les aconsejó cooperar con las autoridades judiciales estadounidenses.

Por su parte, el actual secretario de seguridad de México, Alfonso Durazo, dijo que García Luna no pudo haber protegido a un cártel tan grande como el de Sinaloa por sí solo. El gobierno trabaja en un proceso de depuración de las fuerzas de seguridad federales, precisó.

___

La periodista de Associated Press María Verza contribuyó desde Ciudad de México.