Venezuela: diputados participarán virtualmente en Asamblea

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó el martes una reforma parcial de su reglamento interno para permitir a varias decenas de diputados opositores, que huyeron del país o se mantienen sin revela...

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó el martes una reforma parcial de su reglamento interno para permitir a varias decenas de diputados opositores, que huyeron del país o se mantienen sin revelar su ubicación luego que les abrieron procesos judiciales, participar de manera virtual en las sesiones.

Un día después de que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente retirara la inmunidad y aprobara el enjuiciamiento de cuatro diputados opositores, la mayoría de este grupo del Congreso autorizó en una sesión extraordinaria una reforma de tres artículos del reglamento de interior y de debate para permitir a los congresistas utilizar diferentes tecnologías para intervenir de manera virtual en los encuentros.

La reforma, que fue propuesta el martes de manera sorpresiva por la oposición, fue rechazada por varios congresistas oficialistas que salieron del hemiciclo cuando se sometieron a debate las modificaciones alegando que se estaba violando la Constitución al permitir participar a diputados que identificaron como prófugos de la justicia, y afirmaron que se estaba imponiendo un parlamento desde las nubes. Los oficialistas anunciaron que acudirán al Tribunal Supremo de Justicia para que anule la reforma del reglamento.

Aquí estamos venciendo, afirmó el jefe de la Asamblea Nacional y líder opositor, Juan Guaidó, al desestimar las críticas de los oficialistas y aseguró que con estas acciones la oposición está construyendo República.

Guaidó acusó al gobierno de Nicolás Maduro de intentar desmantelar la Asamblea Nacional al utilizar la Constituyente y el máximo tribunal para abrir procesos judiciales contra una treintena de diputados.

La Constituyente retiró el lunes la inmunidad y aprobó la apertura de procesos contra los diputados Jorge Millán, Hernán Alemán, Carlos Lozano y Luis Stefanelli, por los delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuado, y asociación.

La decisión se dio horas después que el Tribunal Supremo de Justicia, que controla el gobierno, autorizara el enjuiciamiento de Millán, Alemán, Lozano y Stefanelli, cuya ubicación se desconoce.

Los cuatro opositores se suman a un grupo de 19 de congresistas a los que les abrieron procesos judiciales entre mayo y octubre, entre ellos el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, que fue detenido en mayo y liberado en septiembre en el marco de un proceso de diálogo promovido por el gobierno con organizaciones opositoras minoritarias.

Los parlamentarios son procesados por respaldar el fallido alzamiento militar del pasado 30 de abril que encabezó Guaidó, quien se declaró a inicios de año presidente interino de Venezuela y ha sido reconocido por más de medio centenar de países.

La oposición acusó al gobierno de recurrir al enjuiciamiento de diputados y de tratar de comprar algunos congresistas para evitar que voten el 5 de enero a favor de la reelección de Guaidó como jefe de la Asamblea Nacional.

En las últimas semanas, el líder opositor ha enfrentado fuertes cuestionamientos de algunos de sus colegas tras el surgimiento de denuncias de supuesta corrupción que comprometen a algunos diputados, quienes han respondido las acusaciones atacando a Guaidó y cuestionando su liderazgo.

De los 112 diputados que tenía la oposición en 2016 cuando comenzó la nueva Asamblea Nacional, en los últimos dos años ha perdido a unos 30 que han salido del país y se han refugiados en embajadas debido a procesos judiciales. La mayoría de ellos han sido reemplazados por sus suplentes, pero de igual forma esa situación ha representado para la oposición un duro golpe porque ha perdido algunas de sus principales figuras.

El oficialismo, que cuenta con unos 50 diputados, estuvo alejado por dos años del Congreso, pero en septiembre retornó al cuerpo legislativo como parte del proceso de diálogo que mantiene el gobierno con organizaciones minoritarias.