Mueren 16 civiles en zona rebelde del noroeste de Siria

Bombardeos mataron a por lo menos 16 civiles _entre ellos seis miembros de una misma familia_ en una zona controlada por rebeldes en el noroeste de Siria, informaron el martes opositores.

Bombardeos mataron a por lo menos 16 civiles _entre ellos seis miembros de una misma familia_ en una zona controlada por rebeldes en el noroeste de Siria, informaron el martes opositores.

Las bombas cayeron en tres aldeas en la provincia Idlib, el último reducto que le queda a los insurgentes en el país.

Los crecientes ataques en Idlib en semanas recientes parecen presagiar una ofensiva por tierra por parte de las fuerzas del presidente Bashar Assad.

El objetivo parece ser la reapertura de la carretera que vincula a la capital Damasco con Alepo en el norte. Alepo era el centro comercial del país antes de que estallara la guerra en el 2011.

En la provincia Idlib dominan milicianos vinculados con Al Qaeda.

Los seis miembros de la familia murieron debido a un proyectil lanzado en la aldea de Bdama, mientras que cuatro civiles murieron en un bombardeo en la aldea Maasaran, ambas en la provincia de Idlib. Ello según un activista basado en Idlib, Hadi Abdula, y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo que monitorea la guerra desde Gran Bretaña.

El bombardeo en Bdama mató a la esposa y tres hijas de un socorrista de la Defensa Civil Siria, conocida como los Cascos Blancos.

Anwar Hamidi se enteró de los decesos al llegar a su vivienda con un equipo de socorristas, según un comunicado de los Casos Blancos. Murieron también la cuñada de Hamidi y la esposa de su primo, indicó la agrupación.

Un video difundido por la agrupación humanitaria muestra a sus miembros sacando a los muertos de las ruinas de la casa y colocándolos en una ambulancia, mientras un hombre y un joven están sentados cerca, llorando.

El Observatorio dijo que otros seis civiles murieron en un bombardeo contra la aldea de Talmanas. La agencia de noticias Step informó que ocho personas murieron en la aldea. Es común que en el caos después de un ataque haya cifras de víctimas contradictorias.

En agosto, tras varias semanas de intensos combates, las fuerzas sirias tomaron la aldea de Jan Sheijun en la provincia de Idlib.