Rusia estudia grandes proyectos comerciales en Siria

Rusia está considerando una serie de grandes proyectos comerciales en Siria, indicó el martes un alto cargo del gobierno ruso.

Rusia está considerando una serie de grandes proyectos comerciales en Siria, indicó el martes un alto cargo del gobierno ruso.

Moscú dedicará 500 millones de dólares a modernizar el puerto comercial sirio de Tartus, señaló el vice primer ministro ruso, Yuri Borisov, tras reunirse en Damasco con el presidente de Siria, Bashar Assad.

El proyecto de cuatro años incluye una reforma del puerto viejo de Tartus y la construcción de otro nuevo, señaló Borisov en declaraciones recogidas por agencias rusas de noticias.

También se estudia un plan para construir un ferrocarril que atraviese Siria e Irak, conectando la costa mediterránea siria con el Golfo Pérsico.

Rusia tiene una base de la era soviética en Tartus, la única instalación de su clase fuera de la antigua Unión Soviética.

Moscú llegó a un acuerdo en 2017 con el gobierno de Assad para ampliar su arrendamiento en Tartus en 49 años. El acuerdo permite a Rusia mantener hasta 11 buques de guerra allí, incluidos barcos nucleares.

Rusia ha librado una campaña militar en Siria que ayudó a mantener a Assad en el poder y permitió al gobierno recuperar el control de la mayor parte del país tras una devastadora guerra civil.

En declaraciones durante su reunión en Damasco, Borisov señaló que Rusia ayudó a restaurar una planta de fertilizantes en Homs y tenía previsto invertir 200 millones de dólares para ampliar su capacidad.

También dijo a Assad que Rusia entregará 100.000 toneladas métricas de grano dentro de su ayuda humanitaria a Siria. Los envíos comenzarían este mes, señaló Borisov.

Un miembro del gobierno ruso indicó el martes en el portal oficial del estado que el gobierno ruso había asignado casi 17 millones de dólares a asistencia a Siria este año. El documento dijo que eso incluía donaciones dentro de varios programas de Naciones Unidas para ayudar a gobiernos locales y centros médicos en Siria.