Johnson busca evitar demoras en el Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson ha indicado que no suavizaría su posición sobre el Brexit ahora que tiene mayoría parlamentaria, y trataba de descartar cualquier aplazamiento de la fec...

El primer ministro británico, Boris Johnson ha indicado que no suavizaría su posición sobre el Brexit ahora que tiene mayoría parlamentaria, y trataba de descartar cualquier aplazamiento de la fecha límite de final de 2020 para cerrar un acuerdo comercial con la Unión Europea.

El gobierno incluirá una cláusula en su Ley de Acuerdo de Salida para descartar ampliaciones en el periodo de negociación con la UE más allá del año que viene. Eso podría suponer que la salida de Gran Bretaña se consumara sin acuerdo a principios de 2021, una perspectiva que alarma a muchas empresas británicas.

La libra cayó el martes al conocerse los planes y perdió un 1%, a menos de 1,32 dólares.

Los legisladores británicos se reunían el martes por primera vez desde las elecciones generales de la semana pasada, y se esperaba que la propuesta de ley se sometiera el viernes a su primera votación en la Cámara de los Comunes.

La medida aplica un acuerdo de divorcio alcanzado entre Gran Bretaña y la UE. Según sus términos, Gran Bretaña abandonará el bloque de 28 naciones el 31 de enero y entrará en un periodo de transición hasta el final de 2020 mientras se negocia un nuevo acuerdo comercial. Durante ese periodo de transición, en la práctica Gran Bretaña seguirá siendo miembro de la UE, aunque sin derecho de voto.

El acuerdo permitía ampliaciones de esa transición hasta final de 2022. Johnson ha reiterado que no utilizará ese tiempo adicional, aunque los expertos en comercio creen que alcanzar un nuevo acuerdo en apenas 11 meses será un desafío.

Incluir una cláusula en la ley británica que descarte una demora subrayaría el compromiso de Johnson de abandonar la UE por completo para finales del año que viene, aunque no impediría a su gobierno cambiar de opinión más tarde.

Sam Lowe, del grupo de estudios Center for European Reform, señaló que Johnson probablemente creía que una fecha límite firme ayudaría a agilizar las conversaciones. Sin embargo, señaló a la BBC, el gobierno podría fácilmente presentar una ley más tarde que diga ˜en realidad podríamos ampliarlo™.

Es una fecha límite más firme, pero por supuesto sigue habiendo algo de flexibilidad, dijo.

Miembros de la oposición dijeron que la decisión causaría más incertidumbre para las empresas, que tres años y medio después de que los británicos votaran a favor de abandonar la UE aún no tienen claro cuál será la relación comercial entre los antiguos socios.

Los conservadores de Johnson lograron la semana pasada una amplia mayoría de 80 legisladores en la Cámara de los Comunes. Eso permite a Johnson superar la oposición a sus planes de Brexit y aprobar su programa legislativo, a diferencia de su predecesora, Theresa May, que lideraba un gobierno en minoría.